Postura de Greenpeace sobre ecocidio en Tajamar

Boletín de prensa - 20 enero, 2016
En relación a la destrucción de 57 hectáreas del manglar de Tajamar, en Cancún, Greenpeace México considera lo siguiente:

“Se trata de un ecocidio porque se han destruido especies que están protegidas por ley, como la NOM 059, la que protege especies nativas de México y la flora y fauna en categoría de riesgo, tal como bosque manglar rojo y blanco, cocodrilos, aves, iguanas, ranas, peces, crustáceos, entre otros. Este ecocidio fue perpetrado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo y los grupos empresariales detrás del proyecto, con el visto bueno de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) encabezada por Rafael Pacchiano”.

“La Semarnat ha guardado silencio hasta ahora. Dicho organismo debería haber expuesto un plan de acción para un eventual trasplante del manglar y del resto de especies y flora con base en la Manifestación de Impacto Ambiental presentada en 2005”, aseguró Miguel Rivas, responsable de la campaña de océanos de Greenpeace México.

La pérdida de un manglar no es ni debe ser trivial, hablar del manglar es describir las costas mexicanas, pues México es uno de los países que más extensiones de manglar tiene en el mundo. Estos arbustos y árboles retorcidos modelan las desembocaduras de agua dulce al mar, pues entre sus características está soportar la salinidad del agua que se encuentra entre los límites del agua dulce con el agua salada.

El manglar provee al ser humano de una gran cantidad de beneficios también llamados servicios ecosistémicos, albergan especies que se utilizan para el comercio pesquero, es utilizado como una fuente de energía, al servir de leña y además forma una barrera natural contra las inundaciones, por lo que actúa como un muro contra huracanes. También impide la erosión de las zonas costeras y actúa como un filtro natural manteniendo la calidad del agua.

“Si las obras son suspendidas es posible que el manglar se recupere de forma natural y a su vez implementar un plan de reforestación”, añadió Rivas.