Todas estas situaciones tienen algo en común: son producto del cambio climático generado, principalmente, por la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas.

El cambio climático es el mayor desafío que enfrenta la humanidad en el siglo XXI. El Foro Económico Mundial reconoció sus impactos como la principal amenaza a la economía global en 2018 y 2019. ¿Qué se está haciendo para evitarlo?

Nuestra visión

En Greenpeace buscamos un cambio de modelo: reemplazar las fuentes de energía sucias (petróleo, gas y carbón) por energías renovables (solar, eólica, etc.). Además, promovemos el ahorro y la eficiencia energética.

¿Qué proponemos?

Esto es lo que podés hacer

#NoAVacaMuerta

No más contaminación en Patagonia

Participá

Novedades