En 1971, un grupo de personas preocupado por las pruebas nucleares que Estados Unidos planeaba desarrollar en Amchitka, una pequeña isla de Alaska de gran valor ecológico por las colonias de aves que alberga, decidió hacer algo más que protestar en contra de las pruebas. Esos activistas, los fundadores de Greenpeace, creían que varios individuos juntos podían hacer la diferencia.

Alquilaron un viejo barco pesquero -el Phyllis Cormak- y pusieron proa hacia Alaska. El objetivo era interponerse entre la armada americana y la isla y, de ese modo, evitar que se llevaran a cabo las pruebas.

El grupo estaba integrado por Dorothy e Irving Stowe, Marie y Jim Bohlen, Ben y Dorothy Metcalfe y Bob Hunter. Ellos pensaron en unir dos palabras que demostraran su preocupación por el planeta y su oposición a las armas nucleares, y de ese modo surgió su nuevo nombre: Greenpeace. Uno de los tripulantes declaró a la prensa antes de zarpar: “Queremos paz y queremos que sea verde”, ése sería el espíritu de la organización.

Si bien el barco y su tripulación nunca llegaron a destino –la guardia costera los detuvo antes- y la bomba fue detonada, la difusión de sus actividades a través de los medios de comunicación fue tan importante que, ese mismo año, el gobierno estadounidense anunció el fin de su plan nuclear.

Durante los años siguientes, distintos grupos en Estados Unidos, Canadá y Europa, sin conexión entre sí, tomaron el nombre de Greenpeace. La instalación de oficinas en el Reino Unido y Holanda fue determinante para unir a todas las agrupaciones que existían bajo ese nombre. En 1978 se creó Greenpeace Internacional para unificar la forma de trabajo.

En la actualidad, Greenpeace es una de las organizaciones ambientales más importantes del mundo. Cuenta con 27 oficinas (nacionales y regionales) que realizan operaciones en 55 países. La oficina central se encuentra en Amsterdam, Holanda.

 

Greenpeace en Argentina

Greenpeace Argentina se inauguró oficialmente el 1º de abril de 1987 y fue la primera oficina que se abrió en un país en vías de desarrollo.

El pequeño grupo de voluntarios que había empezado a trabajar en 1986 decidió que lo mejor era comenzar a hacer campaña sobre los residuos tóxicos y exigir que se prohíba la producción, importación, venta y uso de los 12 compuestos químicos más tóxicos.

Un año antes había ocurrido el accidente nuclear más grave de la historia en Chernobyl, Ucrania. Por eso, el desarme nuclear también fue uno de los temas distintivos de nuestra organización. Alertamos a la opinión pública sobre los riesgos de los basureros nucleares y la importación de residuos nucleares provenientes de otros países.

A lo largo de más de 30 años trabajamos en campañas orientadas a diferentes temas ambientales, entre ellos, la promoción de las energías renovables, como la solar y la eólica. Así pusimos en discusión el problema del cambio climático. También, hicimos una campaña de pesca y conseguimos las primeras medidas de preservación. Estuvimos en contra del vertido de tóxicos en mares y ríos e impulsamos una ley para la gestión de los residuos urbanos en la Ciudad de Buenos Aires (Ley de Basura Cero). Y conseguimos, con el apoyo de miles de personas, la aprobación de leyes que protegen los bosques y los glaciares.

Actualmente, Greenpeace Argentina tiene su sede en el barrio de Chacarita, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Más de 70 personas trabajamos todos los días en un edificio sustentable, en donde planificamos, elaboramos y difundimos campañas, y también nos ocupamos de obtener los fondos necesarios para llevarlas adelante.

Todo esto es posible gracias a los más de 165 mil socios que mes a mes hacen su aporte monetario y así nos permiten seguir siendo independientes, tanto económica como políticamente. Y a las 300 personas que donan su tiempo a nuestra causa y son parte de nuestra comunidad de voluntariado nacional en Buenos Aires, Salta, Rosario, Córdoba, Bahía Blanca, Mendoza, Mar del Plata, Misiones y Entre Ríos.

Además, miles de ciberactivistas participan de forma activa en nuestras campañas a través del correo electrónico y redes sociales firmando y compartiendo nuestras peticiones online.

Somos la organización ambientalista más grande del país. La lucha, la independencia y la convicción de que podemos tener un planeta más sano son los motores por los que trabajamos todos los días.

 

Campañas ganadas en Argentina

Conocé lo que logramos en en nuestro país.

 

1989: Freno a un basurero nuclear en Chubut

Conseguimos que se detenga una fuerte iniciativa para la construcción de un basurero nuclear en Gastre, Chubut.

 

1994: Prohibición de residuos tóxicos y radiactivos

Promovimos una propuesta ambiental para la Nueva Constitución Nacional. Gracias a la acción conjunta con otras organizaciones, en el artículo 41 se prohíbe importar residuos tóxicos y radiactivos al país.

 

1998: Ley de Promoción de Energía Eólica

El Congreso Nacional aprueba la Ley de Promoción de Energía Eólica gracias a la iniciativa e impulso de nuestra organización.

 

1999: Prohibición del ftalatos en juguetes

El Ministerio de Salud de Argentina prohíbe la importación, fabricación y venta de juguetes que contienen ftalatos, un grupo de compuestos químicos que se utilizan principalmente como plastificantes para incrementar la flexibilidad de los plásticos.

 

2002: Freno a la tala en la selva de Yungas

Luego de que nuestra organización y otras entidades presionaran sobre el proceso licitatorio, una empresa coreana que pretendía talar la selva salteña de Las Yungas abandonó su proyecto y más de 37 mil hectáreas fueron salvadas.

 

2002: Incineración de residuos patógenos

Después de una campaña de más de seis meses, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires prohíbe la incineración de residuos patogénicos. Estos son los materiales que se descartan en hospitales y centros de salud y pueden ser tóxicos o estar infectados, afectar a los seres vivos y contaminar el agua, el suelo y la atmósfera.

 

2003: Fin al Basurero Tóxico en Santiago del Estero

Luego de una larga campaña junto a otras organizaciones sociales, la industria química retiró los residuos tóxicos enterrados en la localidad santiagueña de Estación Argentina, afectada desde 1990 por un basurero tóxico dispuesto en forma ilegal.

 

2003: Heladeras y Freezers Greenfreeze

Se lanza en la Argentina la línea de heladeras y freezers con tecnología Greenfreeze. Esta innovación tecnológica, desarrollada por nuestra organización en los años ’90, utiliza gases alternativos en sus sistemas de refrigeración y de aislación y de esta forma, no daña el ozono ni el clima.

 

2004: Moratoria a los desmontes en Santiago del Estero

En una medida histórica para los bosques nativos, se declaró una moratoria a los desmontes en Santiago del Estero hasta la realización de un ordenamiento territorial y una revisión de permisos ya otorgados. Esto es algo que reclamábamos desde hace tiempo junto a otras organizaciones.

 

2005: Ley de Basura Cero (Ley 1854  – Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos)

La legislatura porteña aprueba la Ley de Basura Cero, basada en un proyecto presentado por nuestra organización. De esta forma, Buenos Aires se convierte en la ciudad más grande del mundo en adoptar un programa integral de gestión de residuos urbanos.

 

2005: Reserva salteña de General Pizarro

Luego de un año y medio de campaña, el Gobierno Nacional convierte a la reserva salteña de General Pizarro en una nueva área protegida nacional.

 

2007: Sanción de la Ley de Bosques (Ley 26.331 – Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos)

Junto a un millón y medio de argentinos conseguimos la sanción de la Ley de Bosques con el fin de preservar estos ecosistemas únicos.

 

2007: Ledesma suspende desmonte en la Selva de Yungas, Jujuy

Luego de cuatro años de intensa campaña contra la destrucción de la finca Sauzalito-Yuto, la empresa Ledesma suspendió el desmonte de 1.400 hectáreas y se comprometió a preservar la zona.

 

2008: Ley de Prohibición de Lámparas Incandescentes (Ley 26.473)

El Senado Nacional aprueba la prohibición de la importación y comercialización de lámparas incandescentes de uso residencial general en todo el territorio de la República Argentina a partir del 31 de diciembre de 2010. Desde Greenpeace habíamos reclamado esta sanción desde principios de 2008. El proyecto aprobado se basa en las propuestas de nuestra campaña sobre Eficiencia Energética.

 

2009: Implementación de la Ley de Bosques (Ley 26.331 -Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos)

El Poder Ejecutivo Nacional reglamenta la Ley de Bosques a un año de su sanción, medida fundamental para la completa aplicación de la ley.

 

2010: Aprobación de la Ley de Glaciares (Ley 26.639 – Presupuestos Mínimos para la preservación de los glaciares y del ambiente periglacial)

Con nuestro apoyo y el de más de 70 organizaciones ambientalistas y asambleas ciudadanas -y a pesar de un fuerte boicot de las empresas mineras- se aprueba la Ley de Preservación de Glaciares y del Ambiente Periglacial que regula la actividad minera para proteger los glaciares, principales reservas de agua del país.


2010: Duracell y Energizer se hacen cargo del tratamiento de pilas

Después de casi tres meses de campaña, con un fuerte trabajo en redes sociales, Duracell y Energizer, las principales empresas fabricantes de pilas, aceptaron encargarse del tratamiento de 10 toneladas de pilas acumuladas por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

 

2011: Eternit se hace responsable del saneamiento de residuos

Denunciamos a la empresa Eternit por disponer de forma clandestina residuos de asbesto, una sustancia cancerígena, en un predio ubicado en la Cuenca Matanza Riachuelo, en la provincia de Buenos Aires. Como consecuencia, la compañía se ve obligada a hacerse responsable del saneamiento y disposición de manera segura de estos residuos por intimación del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

 

2011: Sarkany, Grimoldi y Prüne contra la contaminación del Riachuelo

Después de un mes de campaña pública, las empresas Ricky Sarkany, Grimoldi y Prüne, líderes en el rubro indumentaria en Argentina, firmaron un acuerdo con nuestra organización que establece no comprar cuero para sus productos a proveedores que viertan sustancias contaminantes al río Matanza-Riachuelo.

En adelante, estas curtiembres deberán comprometerse a implementar procesos de producción limpia hacia “cero vertido” antes del 2020, y hacer pública la información sobre las sustancias peligrosas que vuelcan al ambiente, un paso muy importante para la descontaminación y el saneamiento del Riachuelo.

 

2012: Restricciones a las topadoras en El Impenetrable chaqueño

Después de una intensa campaña en la que denunciamos el avance de las topadoras sobre El Impenetrable, logramos, junto con el apoyo de la gente, que el gobierno del Chaco establezca importantes restricciones para el desarrollo de la ganadería intensiva en la región.

 

2014: Salta deroga decretos que permitían dar permisos de desmonte

El Gobierno de Salta deroga los decretos 2211/10 y 3136/11, que autorizaban el desmonte en zonas protegidas por la Ley Nacional de Bosques por pedido de dueños de fincas.

 

2014: La Legislatura Bonaerense declaró Provincial a la Reserva del Puerto de Mar del Plata

La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto de ley que declara Provincial a la Reserva del Puerto de Mar del Plata. Luego de más de dos años de intensa campaña pública logramos proteger la única reserva urbana de Mar del Plata y una de las más importantes de Argentina

 

2015: Se anulan concesiones para explotación petrolera en Calilegua

La legislatura jujeña aprueba la anulación de las concesiones hidrocarburíferas otorgadas en el Parque Nacional Calilegua. La medida surge en respuesta al reclamo de guardaparques, comunidades indígenas, organizaciones sociales, y a nuestra campaña que expuso lo absurdo, peligroso e ilegal que resulta extraer petróleo en un área protegida.

 

2018: Freno al desmonte de Braun Peña en Salta

Tras nuestra denuncia por los desmontes en la finca Cuchuy, de Alejandro Braun Peña, el Ministerio de Ambiente de la Nación estableció la ilegalidad de los permisos otorgados por el gobiernos salteño para desmontar en áreas preservadas por la Ley de Bosques.

 

2018: Salta multa a empresarios desmontadores

Luego de nuestra campaña y el apoyo de medio millón de personas, el gobierno de Salta multó a Alejandro Braun Peña, Pedro Cignetti y Bruno Varela Marín, empresarios que tenían permisos ilegales para desmontar bosques nativos. Además, deberán reforestar las hectáreas destruidas.

 

2019: Chaco deroga permisos de desmonte sobre bosques nativos

Después de nuestra campaña junto a organizaciones sociales de la provincia, el gobernador Domingo Peppo firmó el decreto 298/2019 en el que deroga las tres disposiciones mediante las cuales se autorizaba desmontes en bosques protegidos y suspende el procedimiento que reglamenta la actualización del ordenamiento territorial de bosques nativos en Chaco.