Somos una organización ecologista internacional sin fines de lucro.

Denunciamos los problemas ambientales globales y a quienes los cometen a través de acciones no violentas y creativas. Buscamos generar conciencia, informar, atraer la atención pública y promover la participación en la búsqueda de soluciones.

Junto a miles de personas presionamos a empresas y gobiernos para que tomen las decisiones correctas. Así buscamos incidir en políticas públicas e inspirar cambios. Más de 3 millones de socios apoyan nuestro trabajo en todo el mundo.

En Greenpeace contamos con 27 oficinas (nacionales y regionales) que realizan operaciones en 55 países. La sede central se encuentra en Amsterdam, Holanda. 

 

Nuestros Valores

Son la expresión de los principios que nos guían y por los que respondemos. Estos valores nos acompañan cuando desarrollamos nuestras campañas,  difundimos las acciones que realizamos, o decidimos cómo utilizar nuestros recursos.

Creemos que el cambio en las actitudes individuales puede marcar una gran diferencia para el futuro del planeta. Si millones de personas con los mismos valores se conectan, el poder del cambio se convierte en global.

 


Nuestra historia

A fines de 1969 un grupo de activistas antinucleares formaron una pequeña organización llamada Comité “Don’t make a wave” (No hagas una ola) en la ciudad de Vancouver, Canadá. Los fundadores fueron Irving y Dorothy Stowe, Marie y Jim Bohlen, Ben y Dorothy Metcalfe, Bob Hunter, y Paul Cote.

El objetivo del comité era intentar detener una prueba de armas nucleares subterráneas que Estados Unidos estaba planeando realizar en la isla de Amchitka, en Alaska. Con este fin, en 1971 el grupo alquiló un barco pesquero llamado Phyllis Cormack y navegó desde Vancouver hasta Amchitka. Sin embargo, cuando los activistas estaban por llegar a destino la marina de Estados Unidos los obligó a regresar a su país.

Aunque la expedición no tuvo el final esperado, la estrategia de campaña fue un éxito. Dos periodistas viajaron en la embarcación junto a los integrantes del comité y transmitieron todos los detalles del viaje a sus redacciones. De esta forma, la población de Canadá pudo ver que, por fin, se estaba haciendo algo real para frenar las pruebas atómicas.

Como resultado miles de manifestantes bloquearon durante días las fronteras entre Canadá y Estados Unidos. A pesar de esto, a fines de año, la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos realizó las pruebas nucleares antes de lo programado. Pero esta acción recibió muchas críticas y el país decidió poner fin a estas pruebas en la isla.

En 1972, el nombre de la organización cambió oficialmente a Greenpeace Foundation (Fundación Greenpeace), combinando las palabras green (verde) y peace (paz).

Durante los años siguientes, distintos grupos en Estados Unidos, Canadá y Europa, sin conexión entre sí, tomaron el nombre de Greenpeace. La instalación de oficinas en el Reino Unido y Holanda fue determinante para unir a todas las agrupaciones que existían bajo ese nombre. Finalmente, en 1978 se creó Greenpeace Internacional para unificar la forma de trabajo.


Conocé la historia de Greenpeace en Argentina