#Socios

Asóciate a Greenpeace

Involúcrate

Desde Greenpeace señalaron que las graves inundaciones que ha enfrentado las últimas horas la Región de Los Lagos debido a las intensas lluvias que han afectado la zona son una muestra más de que el clima, tal como lo conocíamos, ha desaparecido y que hay que hacerse la idea que ahora la normalidad será anormalidad e intensidad de los eventos climáticos que afecten al país.

“Que en 48 horas hayan caído cerca de 100 milímetros en la zona representa más o menos las lluvias de todo un mes en Los Lagos y un tercio de las precipitaciones anuales en la Región Metropolitana. Es claro que hay un cambio en la forma en que se está comportando el clima en el país, donde el denominador común hoy es la intensidad y mayor frecuencia de estos fenómenos. Debemos hacernos la idea de que el clima que conocíamos ha desaparecido”, dice Estefanía González, coordinadora del área de campañas de Greenpeace.

En las últimas décadas la quema de combustibles fósiles ha generado una enorme presencia de gases de efecto invernadero que han contribuido a la agudización del cambio climático. En ese contexto, y al 2015, Chile ha sido considerado uno de los diez países del mundo más afectados por las consecuencias de este fenómeno.

“Es por esto que resulta relevante, por ejemplo, una meta pronta al fin del carbón, el cual es responsable del 40% de nuestra matriz eléctrica. De hecho, ponerle fin al 2030 debiera ser uno de los anuncios que esperamos por parte del gobierno en la próxima COP25 que se desarrollará en nuestro país”, explicó Estefanía González.

De acuerdo a proyecciones de la Dirección Meteorológica de Chile, los análisis proyectan un incremento significativo en la frecuencia de olas de calor, además de días y noches cálidas. Respecto de las lluvias, se estima que disminuirán en la zona centro y sur de Chile.

En promedio, Chile está experimentando un aumento de temperatura de 0,12 grados por década.