Este sitio usa cookies. Si continúas navegando estás aceptando su utilización. Más información

Mapa de cultivos transgénicos en España

Mapa de cultivos transgénicos en España

El primer mapa de cultivos transgénicos en España ofrece las cifras más realistas de la superficie cultivada en España en 2014 con el maíz transgénico MON810 (el único autorizado en la Unión Europea) así como la distribución de los cultivos por municipios. El mapa también muestra las localidades que se han declarado libres de transgénicos.

España es el único país de la Unión Europea donde se cultivan transgénicos a una escala importante. Según las estimaciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) en 2014 se sembraron 131.537,67 hectáreas. Sin embargo, la experiencia de Greenpeace demuestra que estos datos no son fiables, por lo que desde hace años se solicita la información directamente a los Gobiernos de las comunidades autónomas, que no coinciden con los del Ministerio.

Así pues, el mapa refleja los datos de las doce comunidades que han ofrecido datos propios, los aportados por el Ministerio para las otras cinco, lo que suma 82.792 ha, una cifra muy inferior a la declarada por el MAGRAMA.

En Europa solo está permitido el cultivo de un transgénico para fines comerciales, el maíz MON810, cuya autorización caducó en 2008 y que sigue en un eterno proceso de reevaluación. Se trata de un maíz que ha sido modificado genéticamente para producir un insecticida, desde que germina hasta que se cosecha. Este insecticida, aunque se destine a acabar con un insecto que afecta al maíz llamado “taladro”, afecta también a otros seres vivos, incluso especies beneficiosas que ayudan al agricultor a controlar las plagas. Además, su uso continuado puede generar resistencia en el propio taladro.

Cultivo de transgénicos por comunidad autónoma

Este mapa permite conocer la situación más cercana a la realidad posible de los cultivos transgénicos en España. Además, posibilita comparar las estimaciones de superficie del Gobierno central y la superficie real ofrecida por las propias comunidades, porque se calcula según lo que consta en la Solicitud de Pago Único que los

agricultores cumplimentan para recibir las subvenciones de la Política Agrícola Común. En definitiva, queda de manifiesto que la superficie real cultivada con transgénicos en 2014 es muy inferior a las estimaciones del MAGRAMA y que existen diferencias de hasta un 100%.

Situación de las Comunidades Autónomas

La comunidad autónoma donde más maíz transgénico se siembra es sin duda Aragón con 32.074 hectáreas, seguida de Cataluña (22.309 ha) y de Extremadura (7.127 ha).

Las diferencias entre las estimaciones de superficie que ofrece el Ministerio y la de las propias comunidades autónomas es inmensa y se pueden encontrar diferencias de hasta un 100%, como es el caso de Castilla y León, que declara no haber cultivado maíz transgénico en 2014, a pesar de que el Ministerio afirma que sí lo hizo, o el de Galicia, que declara 4,28 hectáreas mientras que el MAGRAMA no reconoce ninguna.

Se observa también que en cinco comunidades no se siembra maíz transgénico: País Vasco, Principado de Asturias, Cantabria, Castilla y León (la primera productora de maíz de España) y Canarias. En otras comunidades sería muy fácil desandar el camino, pues la superficie cultivada es ínfima. Por ejemplo en Galicia con sólo 4,28 hectáreas sembradas, La Rioja con 8,33 ha o la Región de Murcia con 17,88 ha.

Cabe destacar que algunos gobiernos autonómicos siguen sin cumplir con la obligación de ofrecer estos datos, como es el caso de la Comunidad de Madrid y el de Islas Baleares. Otras han contestado pero no aportan la información solicitada como Andalucía, la Comunidad Foral de Navarra o la Comunidad Valenciana.

El caso de Aragón

Aragón es el epicentro del cultivo de transgénicos en España y en Europa, sin embargo el propio Gobierno de Aragón acaba de publicar un informe técnico que demuestra que los transgénicos no son necesarios, porque las producciones son iguales o inferiores a las del maíz convencional y la plaga que pretende combatir el maíz transgénico (el taladro del maíz) no provoca tantos daños como se quiere hacer creer.

En este informe el Gobierno de Aragón invita a una “profunda reflexión” sobre la utilización de maíz transgénico.

Cultivo de transgénicos por municipios y municipios libres de transgénicos

Este mapa, el primero que se realiza en España de estas características, pretende aproximarse lo máximo posible a un “registro público de cultivos transgénicos” que el Gobierno nunca ha querido hacer y que permite conocer la información más detallada de donde están los cultivos transgénicos, pero también los municipios que resisten a su expansión declarándose libres de transgénicos.

Esta información es vital para los agricultores comprometidos con una agricultura sostenible y para cualquier otro que desea que sus cosechas estén libres de transgénicos.

En los casos en los que los gobiernos autonómicos no han ofrecido información o se remiten a los datos estimativos del MAGRAMA, no existe información detallada. Castilla-La Mancha contestó solo con la información por provincias y por ello tampoco aparece el detalle de sus municipios.

Situación de los municipios

Aquí podemos observar que en 2014 en más de 400 municipios se cultivó maíz transgénico, pero también que ya más de 180 se han declarado libres de transgénicos.

Ejea de los Caballeros, provincia de Zaragoza, es el municipio donde más maíz transgénico se ha sembrado (2.229 hectáreas). Le sigue Don Benito (Badajoz) con 1.389 ha y Sariñena (Huesca) con 1.277 ha. La mayoría de los municipios con una gran superficie de transgénicos se encuentran en la provincia de Zaragoza y Huesca.

Existen muchas localidades con una superficie ínfima de maíz transgénico. Lo que facilita dejar de utilizar estas variedades, porque además en ningún caso se justifica su uso.

¿Qué soluciones hay?

Pese a que está autorizado desde 1998, solo en cinco países se cultiva este maíz (España, República Checa, Portugal, Eslovaquia y Rumanía) y solo en España a una escala importante. Incluso el principal productor europeo de maíz, Francia, ha prohibido su cultivo, lo mismo que otros ocho Estados: Alemania, Austria, Hungría, Grecia, Luxemburgo, Bulgaria, Polonia e Italia.

Construir un movimiento de resistencia frente a la expansión de los cultivos transgénicos es fundamental. Como se puede apreciar en el mapa, más de 180 municipios ya se han declarado libres de transgénicos y cinco comunidades autónomas se han mantenido libres de cultivo de maíz transgénico, además, ahora, con la nueva legislación europea tienen la oportunidad de declararse formalmente libres de cultivos transgénicos comerciales.

El veto a estos cultivos es una respuesta a corto y medio plazo, pero la única solución de futuro es la apuesta decidida por la agricultura ecológica

Por otro lado, mientras se permita el cultivo de transgénicos en España, el Ministerio debe garantizar que la información debe ser fiable y transparente. Y es muy fácil, basta pedir la información a los gobiernos autonómicos, como lo ha hecho Greenpeace.

 

¿Que está haciendo Greenpeace?

Greenpeace lleva años informando sobre los problemas asociados a la liberación de cultivos transgénicos al medio ambiente y denunciando cómo afectan a un sistema agroalimentario justo y sostenible y en particular a la agricultura ecológica.

Para conseguir una información fiable sobre la situación de los cultivos transgénicos en España, Greenpeace viene solicitando directamente la información a las comunidades autónomas. Con la información aportada, según consta en la Solicitud de Pago Único que los agricultores cumplimentan para recibir las subvenciones de la Política Agrícola Común, hemos construído el primer mapa fiable de cultivos transgénicos de España.

Greenpeace anima a todas los gobiernos autonómicos, municipios y ciudades a que se declaren libres de transgénicos y a que apuesten decididamente por la agricultura ecológica.

¿Qué puedes hacer tú?

Tu puedes ayudar a invertir los colores de este mapa. Escribe a tu municipio y pídele que se declare Zona Libre de Transgénicos

Animale también a que apueste decididamente por la agricultura ecológica a través, por ejemplo, de criterios concretos de compra pública que fomenten los productos ecológicos y de medidas que apoyen los productores ecológicos. Cuanto más amplia sea la superficie dedicada a la agricultura ecológica menos posibilidades de expansión tendrán los cultivos transgénicos.

¡Únete a Greenpeace! para apoyar esta campaña y muchas otras causas.