El proyecto minero llamado Los Bronces Integrado opera a sólo 50 km de Santiago, sobre una delicada zona cordillerana para extraer cobre y molibdeno y busca ampliar el rajo existente en direcciones este y oeste. Pero, hay que decirlo, esta actividad no estará exenta de impactos ambientales. Un claro ejemplo es que pone en peligro a los glaciares que coronan las cimas montañosas que vemos desde la ciudad capital y, por ende, a nuestro suministro de agua dulce

Sobrevuelo Los Bronces Integrados © Nicole Kramm Caifal / Greenpeace

¿Cómo impacta la minería en los glaciares?

Nuestro país es montañoso y eso hace que el 70% de la población tome su agua de vertientes alimentadas desde las zonas cordilleranas. Es aquí donde los glaciares juegan un rol relevante. En años secos, actúan como amortiguadores estacionales del caudal de los ríos. De hecho, en las últimas décadas y en especial con la mega sequía que lleva 14 años, su contribución hidrológica ha aumentado de manera sustancial.

Así de importante son estas grandes masas de hielo que se acumulan en zonas elevadas. Sin embargo,la minería las pone en riesgo. ¿De qué manera? 

> Al remover tierra y rocas para extraer minerales, se afecta la estabilidad glaciar y toda su dinámica. Como consecuencia, se perjudica también la estabilidad de los ecosistemas aguas abajo que dependen de ellos. 

> La minería de rajo abierto emite polvo, que al posarse sobre los glaciares reduce su capacidad para reflejar la luz solar (albedo), aumentando la temperatura y acelerando su derretimiento.

> Además, entre otras partículas, emite carbono negro  proveniente de la combustión incompleta de combustibles con carbono, el cual es un contaminante que afecta a la salud de las personas y los ecosistemas. Estas acciones, incluida la depositación de residuos mineros en glaciares, generan impactos ambientales a corto y largo plazo.

> El material estéril (como los residuos mineros) que queda depositado en la zona contamina el agua, degrada el permafrost y genera inestabilidad (completa o parcial) del glaciar, entre otros efectos negativos.

La minería pone en jaque el alto valor ecológico de los glaciares, a lo que hay que sumar además, los efectos del cambio climático. El resultado es la pérdida de masa glaciar lo que desata un efecto en cadena, que impacta a todos quienes dependemos de su estado de conservación. 

Barrick Gold Mining Action in Chile. © Patricio Miranda / Greenpeace

Conoce más leyendo nuestro informe completo: “Graciares de la Cordillera de los Andes: Impactos de la industria minera”.

¿Cómo impacta en el agua?

En Chile tenemos un triste título: estamos entre los 20 países con mayor riesgo hídrico y somos el único de América en figurar en este ranking global, según el Instituto de Recursos Mundiales WRI.

Activistas de Greenpeace se colgaron sobre el puente Nueva Tobalaba y desplegaron un cartel de 25 metros sobre el río Mapocho con el mensaje: “Más minería en glaciares, menos agua para Santiago”.

La mega sequía y el intenso consumo de agua derivó en el estrés hídrico en la mayoría de las cuencas desde Coquimbo hasta el Maule, alcanzando niveles que van desde altos hasta extremos. A esto se suma, que este año se pronostica la existencia del Fenómeno de La Niña, el cual se caracteriza por la probabilidad de que  las precipitaciones disminuyan. 

En un contexto tan sensible, debemos pensar muy bien si es conveniente permitir que un proyecto minero como el de Los Bronces Integrado tenga la potencialidad de ocupar el agua equivalente al consumo diario de agua promedio de más de 600.000 personas (similar a la población combinada de las ciudades de Viña del Mar y Valparaíso). 

Además, no hay que perder de vista que la extracción de minerales, en proyectos de gran envergadura como este, tienen asociados los riesgos de producir contaminación del agua con sustancias como metales pesados y productos químicos empleados en los procesos mineros.

Si consideramos que hacia el futuro se proyectan reducciones en la precipitación de alrededor del 40% en la zona central y una disminución en la capacidad de retención de nieve en la Cordillera de los Andes, entonces es clave entender que el futuro del agua en Chile depende de la adopción de medidas urgentes y sostenibles para enfrentar la escasez hídrica, buscando proteger a nuestra naturaleza.

Por todo esto, es urgente que trabajemos para lograr su protección.

Los Bronces

El proyecto minero Los Bronces Integrado pone en riesgo las reservas de agua de toda la Región. Dile ¡No!

Involúcrate