Hace medio siglo, el primer grupo de activistas de Greenpeace sembró las semillas de un movimiento global por la paz y la ecología. Actualmente, somos una organización política y económicamente independiente que trabaja en más de 50 países.

Buscamos soluciones y generamos cambios. Investigamos, denunciamos, y nos involucramos. Cada día, el apoyo de millones de personas nos impulsa a actuar para lograr un futuro verde y pacífico.

Hoy recordamos algunas de nuestras victorias más recientes. Si estamos juntos, podremos seguir haciendo historia.

2010: Greenpeace presiona a Nestlé para que deje de destruir las selvas tropicales

Activistas vestidos como orangutanes sostienen carteles con la frase “Dale un descanso a los orangutanes” durante una acción frente a una sede del gigante alimentario Nestlé.

Greenpeace descubrió que el aceite de palma que se utilizaba para fabricar KitKat, el famoso chocolate de Nestlé, era suministrado por el grupo Sinar Mas, el conglomerado responsable de la destrucción de las selvas tropicales de Indonesia.

Los consumidores presionaron a Nestlé durante ochos semanas, a través de las redes sociales, para que dejara de comprar aceite de palma a productores que arrasaban el hábitat del orangután. Por su parte, Greenpeace realizó acciones directas no violentas en contra de la marca KitKat.

Finalmente, Nestlé acordó suspender la compra de aceite de palma proveniente de fuentes que destruyan las selvas tropicales de Indonesia. 

2015: Shell abandona la perforación petrolera en el Ártico

Los activistas de Greenpeace sostienen un cartel con la frase “La gente contra Shell” mientras escalan la plataforma petrolera Polar Pioneer de Shell en el océano Pacífico.

La empresa Shell anunció que abandonaría su programa de perforaciones en busca de petróleo en el Ártico, por “los pobres resultados de sus exploraciones, los costos elevados y la incertidumbre legal”.

Las condiciones extremas del Ártico, que incluyen tormentas e icebergs a la deriva, hacen que la perforación en alta mar sea una actividad de alto riesgo. El propio gobierno de Estados Unidos había calculado en un 75% la probabilidad de vertidos durante la vida útil de los pozos que Shell pudiese abrir en la zona. Los expertos indican que un vertido allí sería casi imposible de limpiar de forma adecuada, lo que dañaría la biodiversidad única del lugar.

Después de tres años de acciones de Greenpeace, el reclamo de 7 millones de personas en todo el mundo que se sumaron a la campaña Salva el Ártico, y miles de voluntarios y activistas enfrentándose a la petrolera, se logró el objetivo.

2016: El mar de Ross, la mayor área marina protegida en el mundo.

Capa de hielo del Mar de Ross, Antártica.

El mar de Ross, frente a las costas de la Antártica, se convirtió en el área marina protegida más grande del mundo luego de años de campaña de Greenpeace en la CCAMLR (Convención para la Conservación de los Recursos Marinos Antárticos).

Cada año, Greenpeace, la Alianza del Océano Antártico (coalición de organizaciones ambientales y de conservación) y millones de personas en el mundo le pedían a los gobiernos que tomasen esta decisión, pero el proceso siempre se bloqueaba.

Finalmente, los miembros de CCAMLR acordaron transformar el mar de Ross en un santuario de 1.550.000 km2. Alrededor de tres cuartas partes de esta superficie estará protegida de cualquier actividad, con una vigencia prorrogable de 35 años.

Este es uno de los últimos ecosistemas marinos intactos del mundo, hogar de pingüinos, focas de Weddell, merluzas negras y petreles, entre otras especies. La región es fundamental para la investigación científica, permite estudiar cómo funcionan los ecosistemas marinos y comprender los impactos del cambio climático en el océano. 

2021: Groenlandia prohíbe la exploración petrolera y de gas para frenar el cambio climático. 

Activistas de Greenpeace suben a la plataforma petrolera Leiv Eiriksson de Cairn Energy,
en Groenlandia.

El gobierno de Groenlandia decidió poner fin a todas las nuevas licencias de exploración de petróleo y gas debido a la emergencia climática. Este logro es el resultado de una lucha sin descanso de organizaciones y comunidades.

Greenpeace trabajó durante años y realizó diferentes acciones contra las perforaciones petroleras en alta mar en el Ártico:

En 2010 y 2011, los activistas a bordo del barco Esperanza protestaron por las perforaciones de exploración de la empresa Cairn Energy frente a la costa oeste de Groenlandia.

En 2013, el cantante Alejandro Sanz viajó a la isla junto a Greenpeace, donde comprobó en primera persona los efectos del cambio climático en el Ártico y convivió con las comunidades inuits.

En 2015, Greenpeace documentó una flota de pruebas sísmicas y realizó protestas por las explosiones sísmicas en el noreste de Groenlandia.

2021: Una decisión judicial histórica contra Shell.

Acción contra Shell en Argentina

El tribunal de La Haya dictaminó que Shell debe reducir sus emisiones de CO2 (dióxido de carbono) en un 45% neto para 2030 en comparación con 2019.

Esta es la primera vez que se responsabiliza a una multinacional por su contribución al cambio climático y se la condena a disminuir de manera drástica las emisiones de CO2 a lo largo de toda la cadena de suministro. Es un fallo histórico y una victoria para todos los afectados por la crisis climática.

El caso fue iniciado por la organización Friends of the Earth Netherlands (Amigos de la Tierra Holanda) (Milieudefensie ), junto con Greenpeace Netherlands (Países Bajos), otras ONGs y más de 17 mil co-demandantes individuales.

 

Desde hace 50 años, nuestros valores continúan siendo los mismos: la independencia, la no violencia y la confrontación pacífica. Durante medio siglo trabajamos para transformar la esperanza en acción, pero sabemos que aún hay desafíos por delante.

Contigo podremos lograr el futuro que queremos. Acompáñanos, unidos somos más fuertes.

Los momentos clave de la historia de Greenpeace – primera parte.

Los momentos clave de la historia de Greenpeace – segunda parte.

Involúcrate ×