Involúcrate
Termoeléctrica en la zona de Quintero-Puchuncaví .

Greenpeace denunció que, a un año de la sentencia de la Corte Suprema que reconoció la vulneración de derechos a la población y abandono por parte del Estado en Quintero Puchuncaví por las intoxicaciones ocurridas en 2018, los avances de las medidas que ordenó adoptar no son visibles para la comunidad y evidencian que la autoridad sigue sin evaluar el riesgo en que se encuentran las personas del lugar, agravándose el riesgo de enfermedades respiratorias en situación de pandemia.

En este sentido, desde Greenpeace expusieron su preocupación por lo que llamaron un “desacato en los hechos” a la sentencia de la Corte Suprema, la cual ordenó una serie de medidas para contener la contaminación en la zona pero que, en la práctica, sigue inmersa bajo contaminantes que han elevado el riesgo de enfermedades e intoxicaciones en medio del avance del coronavirus.

Por otro lado, la organización alertó las precarias las condiciones ambientales que se mantienen en la zona, las que se reflejan en que durante este período Quintero-Puchuncaví ha enfrentado 46 días con altas concentraciones de dióxido de azufre (SO2), los cuales han superado los máximos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), niveles que podrían agravar la situación respiratoria y cardiovascular de las personas y hasta tener consecuencias mortales.

“Basta revisar las estaciones de monitoreo y ver la presencia de dióxido de azufre en la zona durante la pandemia. En la estación Los Maitenes llevan 46 días superando los límites diarios de la OMS, 34 jornadas en Quintero Sur, 26 en Villa Alegre, 13 en Puchuncaví y 7 en Ventanas. La situación es crítica ya que hasta se han quintuplicado los valores establecidos internacionalmente”, explićó Matías Asun, director de Greenpeace.

Y agregó: “A los graves y constantes episodios de contaminación ahora se suma el peligro del avance del coronavirus. La combinación de estos dos elementos, como lo ha señalado un estudio publicado por la Universidad de Harvard y otro de la revista Science of the Total Environment, podría ser particularmente peligroso e incidiría de manera importante en las tasas de letalidad en medio de la pandemia”, dijo Matías Asun.

La resolución de la Corte Suprema se originó en la presentación de una serie de recursos de protección a raíz de las severas emergencias contaminantes y de intoxicación masiva que afectaron la zona en agosto y septiembre de 2018.