Involúcrate

En Día Mundial del Derecho Humano al Agua y el Saneamiento -conmemoración establecida por Naciones Unidas hace una década-, Greenpeace expresó su preocupación y alerta por lo que señalaron como “una violación constante y flagrante” de un derecho humano básico que no se reconocería y que, de acuerdo con la ONG, estaría siendo vulnerado de manera clara y permanente al existir miles de familias chilenas sin acceso regular a un elemento básico y que se ha convertido en indispensable en medio de la pandemia.

“A diez años de la adopción de esta resolución de Naciones Unidas lo que podemos comprobar es que en Chile este derecho humano básico de acceso de las personas al agua no está garantizado. Sin embargo, de manera contradictoria e incomprensible, el acceso al agua de privados y grandes industrias sí está asegurado través de derechos de aprovechamiento de agua. Prueba de ello es que ni siquiera durante la emergencia sanitaria que estamos enfrentando hay miles de chilenos que todavía no se pueden proteger de manera adecuada al avance de la pandemia”, dijo Matías Asun, director nacional de Greenpeace.

Y agregó: “Si se considera el acceso al agua como un derecho humano básico, y si se piensa que hoy miles de chilenos apenas reciben escasos 50 litros de agua al día, entonces lo que presenciamos, lamentablemente, es una violación sistmática a este derecho esencial de acceso al agua”.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una cantidad suficiente mínima va de los 50 a los 100 litros diarios por persona. Esa cantidad debiera alcanzar para uso personal y doméstico del agua.

“Pero hay que considerar que esa cantidad hace referencia a una situación mínima y sin pandemia, donde el agua y el lavado de manos y aseo general es una condición básica para impedir la expansión del coronavirus. En Chile, de manera incomprensible, el gobierno ha insistido en entregar apenas 50 litros diarios por persona, los mismos que en una ciudad cualquiera del país no llegarían siquiera a las 8 de la mañana. Afortunadamente, la Corte de Apelaciones de Valparaíso ha ordenado que la cantidad mínima a entregar sean 100 litros en la Quinta Región. Hacemos un llamado al gobierno para que acate este fallo judicial y no insista en vulnerar el derecho de la población a contar con agua suficiente para protegerse del coronavirus”, dijo Matías Asun.