#Socios

Asociate a Greenpeace

Participá

La ONG ambientalista estuvo presente en la playa más concurrida de Mar del Plata, donde un grupo de 30 voluntarios y activistas llevó a cabo una limpieza enfocada en plásticos de un solo uso para concientizar sobre sus efectos en los océanos y la vida marina.

Argentina es uno de los países que más basura arroja al océano: se tiran 12 millones de botellas de plástico por día y solo se recicla un 30%.

“Un objeto como una botella o un vaso desechable, que usamos solo por unos minutos, contamina y afecta a la fauna marina durante años. Turistas y ciudadanos somos responsables”, dijo Victoria Menghini, integrante del grupo local de voluntarios de Greenpeace.

A nivel global, cada segundo más de 200 kilos de basura van a parar a los océanos del mundo, y el 80% proviene de la tierra.

En esta época del año las costas se ven más afectadas por la gran cantidad de personas que visitan las playas. Por eso, la ONG ambientalista hace un llamado a optar por opciones no desechables y comenzar a separar los residuos: plástico, metal, vidrio y papel siempre limpios y secos por un lado; restos de comida o elementos sucios por el otro. “Todos somos parte del problema y también de la solución”, agregó Menghini.

En la jornada también estuvo presente Ignacio Fernández, vecino de Mar del Plata que creó una petición en la plataforma Hagamos Eco pidiendo por una ordenanza que prohíba el uso de bolsas, sorbetes y vasos descartables en la ciudad. “Ya son varias las ciudades que están intentando acabar con la contaminación plástica; es el momento de dar el ejemplo con campañas de concientización y, sobre todo, con una ordenanza que nos libere de los plásticos de un solo uso”, expresó.

Los residuos recolectados en la jornada serán tratados por una cooperativa de Mar del Plata que lleva adelante un plan de gestión social de reciclado junto a cartoneros y recolectores urbanos.