Hay una oración importante en el acuerdo climático de París que dice:

" [El acuerdo climático de París] apunta a fortalecer la respuesta global respecto a la amenaza del cambio climático… y  poner un límite al aumento de la temperatura media global a menos de 2 °C arriba de nivel preindustriales y continuar con esfuerzos para limitar el aumento de temperatura a 1.5 °C arriba de los niveles preindustriales”

En resumen, el mundo necesita ser más ambicioso cuando se trata de limitar el calentamiento global. Específicamente cuando necesitamos quedarnos debajo de 1.5°C, no como lo acordado que era a 2°C.

Aunque la diferencia entre 1.5°C y 2°C quizás no parezca mucho, tiene un impacto real que se explica en el siguiente gráfico:

1.5vs21.5°C  de calentamiento global vs 2°C - un ejemplo de la diferencia del impacto. Fuente:CarbonBrief

En la conferencia del Cambio Climático en París en 2015, científicos e investigadores discutieron sobre la necesidad de investigar en qué tiempo podemos dejar de quemar carbón y petróleo, cuántos parques solares y eólicos se necesitan construir, y qué tan pronto necesitamos cambiar de automóviles que utilizan gasolina a los que no emiten emisiones contaminantes.   

En un nuevo estudio -realizado por Germany's Aerospace Centre y contratado por Greenpeace- las y los investigadores se dispusieron a arrojar luz sobre las grandes preguntas que provienen de la utilización del 1.5°C: ¿Qué tan pronto necesitamos parar la producción de vehículos que utilizan combustibles fósiles?

La respuesta fue: ¡Muy pronto!

  • El enigma del automóvil

Para que el clima permanezca debajo del 1.5°C de calentamiento, cada industria necesita realizar cambios radicales. Desde compañías que producen electricidad, hasta compañías de construcción que hacen casas y oficinas, incluyendo a las grandes compañías de comida y agricultura que proveen gran parte de la comida que compramos y que son la mayor parte de la economía global

Estas industrias necesitan usar menos combustibles fósiles para impactar en el cuidado del medio ambiente en el mundo. Aunque parezca difícil lograr que las empresas cambien sus prácticas, en algunos sectores ya está sucediendo.

Europa emisiones de efecto invernadero por sector. Las emisiones del  transporte han aumentado en los años recientes y se pronostica que puedan mantenerse en un nivel constante . Fuente:  European Commission.

Por ejemplo, durante la última década, en el sector de la electricidad donde hay miles de parques solares y eólicos, la energía eólica, solar y biomasa proveen más del 20% de electricidad en la Unión Europea, y en 2010 tuvieron un aumento menor a 10%.

Esto es bueno. La mala noticia es que en el tema de transporte, la historia es diferente.

El transporte es un sector importante. En los últimos años, sus emisiones de efecto invernadero han aumentado. Esto se debe al alza en la venta de carros y por una mayor demanda de vehículos grandes (como SUVs).

La industria automovilística literalmente está dirigiendo de manera equivocada los planes para enfrentar el cambio climático. Ahora algunos gobiernos discuten sobre cómo obligarán a esta industria a tomar un mejor camino para el cambio climático. En el Reino Unido y Francia se habla de planes de prohibición para el 2040 en  la venta de vehículos nuevos que usan combustibles fósiles.

El año de 2018 alcanzó niveles altos de calor que derivaron en incendios forestales en el hemisferio norte, a través de este aumento de calor se plantea una pregunta: ¿realmente podemos esperar que estas prohibiciones mejoren las cosas?