#NoAVacaMuerta

No más contaminación en Patagonia

Participá
Greenpeace repudia la violencia ejercida por los agentes de policía y expresa su solidaridad con Stefan Borghardt, fotógrafo detenido el día lunes en la provincia de Neuquén, mientras registraba un basurero ilegal tóxico de Vaca Muerta, gestionado por la empresa Treater S.A. El fotoperiodista denunció maltratos y el secuestro de sus equipos.

Este tipo de violencia e intimidación está diseñada para negar la libertad de prensa y evitar cualquier intento de protección a las personas y al ecosistema frente al grave daño ambiental causado por las industrias extractivas.

Hace tres semanas Greenpeace reveló la ilegalidad del basurero y la contaminación en las inmediaciones, así como el listado de empresas petroleras responsables de los vertidos tóxicos en el lugar.

Las autoridades deben velar por el medio ambiente y la salud de los habitantes, en lugar de permitir el avasallamiento de los derechos de quienes trabajan para exponer las injusticias y la destrucción de los recursos naturales.