Participá
Greenpeace celebró la medida de la Legislatura mendocina de derogar la ley 9.209 que introducía el uso de cianuro, ácido sulfúrico y otros químicos peligrosos para la explotación de la megaminería. “Es un logro histórico y sin precedentes de los mendocinos que protegieron el agua de su provincia”, dijo Enrique Viale, vocero de Greenpeace.

Greenpeace celebró la medida de la Legislatura mendocina de derogar la ley 9.209 que introducía el uso de cianuro, ácido sulfúrico y otros químicos peligrosos para la explotación de la megaminería. “Es un logro histórico y sin precedentes de los mendocinos que protegieron el agua de su provincia”, dijo Enrique Viale, vocero de Greenpeace. 

La introducción de la megaminería en la provincia causó un rechazo generalizado. Mendoza había aprobado esta normativa mientras atraviesa la peor sequía desde que se tiene registro. 

La ONG destacó las movilizaciones multitudinarias que se dieron en diferentes puntos de la provincia a lo largo de las últimas semanas y que levantaron el lema “La ley 7.722 no se toca”. Esta normativa es la que originalmente velaba por las fuentes hídricas mendocinas pero había sido modificada para favorecer a los proyectos megamineros. Ahora, recuperará su status original.  “La historia lo demuestra: por donde pasa la gran minería sólo quedan saqueo, territorios devastados y empresas colosalmente ricas. No existe en el mundo ninguna región que haya logrado un desarrollo socioeconómico con la gran minería. Los derrames de cianuro ocurridos en la mina Veladero de la provincia vecina de San Juan en 2015, 2016 y 2017, que contaminaron 5 ríos, echan por tierra la posibilidad de una minería sustentable”, agregó Viale. 

Además, el vocero sostuvo: “El rechazo de la sociedad civil, las asambleas y las organizaciones se escuchó sostenidamente y con fuerza, tanto que se convirtió rápidamente en un tema de importancia nacional. Es a los miles que protestaron pacíficamente para que el agua de la provincia no se viera avasallada a quienes se les debe esta gran victoria por la protección de los recursos naturales”

Hoy por la mañana, activistas de Greenpeace se hicieron presentes frente a la Legislatura y pidieron por la derogación de la normativa que ponía en riesgo a los recursos hídricos de la provincia. La ONG, que  es política y económicamente independiente, ha denunciado sistemáticamente a lo largo de los años a quienes han puesto en peligro los recursos naturales para favorecer a la industria extractivista.