El 18 de abril en Bogotá, a casi un mes del inicio de las sesiones parlamentarias, Greenpeace instó a los congresistas colombianos a aprobar el proyecto de ley “Ana Cecilia Niño” para prohibir el asbesto. Para visibilizar el pedido se realizó la acción más grande y osada en Colombia al colgar un gran cartel de un puente de la Avenida El Dorado con la leyenda “Congresistas, su cobardía la pagamos todos. Colombia sin asbesto”. Compartimos con ustedes el testimonio de Angie Vanesa Moyano Serrano, una de las voluntarias que participaron de esta impresionante actividad.

“Me siento orgullosa de haber participado en esta acción tan grande, en ese momento pasan por tu cabeza muchas cosas, te estremeces y te preguntas que podrá pasar, no quieres que nada falle, solo quieres que el objetivo y la razón de estar ahí se cumpla. Se siente el calor humano de tus compañeros, sabes que puedes confiar en ellos y te sientes respaldado por la organización.

Recibir el apoyo de nuestros compañeros de Argentina fue sin duda un gesto de hermandad, se notó el esfuerzo y la dedicación, sentí que todos estábamos luchando por una sola causa, ver algún día una Colombia sin asbesto.  Sin importar de qué país seamos, en Greenpeace siempre nos apoyamos unos a los otros, sentimos con pasión desenfrenada defender hasta el final nuestro planeta, nuestra casa, la casa de todos.

Todo nos salió perfecto a pesar de que hubo momentos de tensión con la policía, sentí mucho apoyo de parte de los bogotanos cuando pasaban bajo el puente y hacían sonar sus bocinas, como diciendo: ¡estamos de acuerdo con su mensaje, queremos una Colombia sin asbesto ya!

Espero que este tipo de acciones se repitan, espero que sigamos luchando por impactar más corazones, espero llevar nuestro mensaje cada vez más alto.”