El Rainbow Warrior III se sumó a nuestra flota de barcos en 2011, como sucesor de dos embarcaciones anteriores que llevaban el mismo nombre (Rainbow Warrior y Rainbow Warrior II).  Fue bautizado el día 14 de octubre de 2011 , con motivo de la celebración de los 40 años de Greenpeace  y toda la financiación para la construcción del buque provino de donaciones privadas. En Greenpeace no solicitamos ni aceptamos fondos provenientes de empresas o partidos políticos.

Luego de que la vida del Rainbow Warrior II llegara a su fin, en Greenpeace consideramos necesario contar con un reemplazante para asumir el reto que significa trabajar con  las campañas actuales y tomar medidas drásticas para proteger el planeta. Fue así como nació el nuevo buque Rainbow Warrior, que fue construido con los más altos estándares ambientales.

Se trata de un buque velero que cuenta con una completa gama de equipos de seguridad y herramientas de acción, entre ellos cuatro embarcaciones inflables y las instalaciones para un helicóptero, a la vez que proporciona alojamiento y una plataforma de comunicación con la última tecnología.

El Rainbow Warrrior fue construido principalmente para navegación (utilizando energía eólica en lugar de combustibles fósiles), con la opción de que en condiciones climáticas inadecuadas pueda cambiar al motor de potencia de propulsión diesel-eléctrica.

A estas condiciones se suman las siguientes características: la forma del casco ha sido diseñada para maximizar la eficiencia energética, cuenta con un mástil y velas con armazón en forma de A lo que permite optimizar la navegación, puede realizar el tratamiento biológico de aguas residuales y aguas grises, tiene una central de ventilación y sistema de llenado de combustible y aceites para evitar derrames y su pintura es no contaminante.