Una encuesta de percepción sobre el uso de transporte público entre habitantes de Iztapalapa, la alcaldía más habitada de la Ciudad de México, refrenda las virtudes de este sistema para los usuarios que lo ven como un sistema seguro, eficiente y no contaminante. La Coalición Cero Emisiones pide a la nueva jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, priorizar la inversión en este sistema de transporte.

Ciudad de México, 12 de diciembre de 2018 .- A pocos días de que el Congreso de la Ciudad de México autorice el Presupuesto de Egresos 2019, y con la finalidad de que el gobierno de Claudia Sheinbaum reconsidere solicitar más recursos para la infraestructura de transporte público eléctrico, la Coalición Cero Emisiones, integrada por organizaciones del sector civil, sindical y académico, entregó en las oficinas de la Jefa de Gobierno, del Secretario de Movilidad, así como de la Secretaría de Medio Ambiente, los resultados de la encuesta “De Iztapalapa para el mundo, este es el transporte anhelado” (1), en los que sobresale una elevada aceptación del transporte público eléctrico, y la oportunidad de fortalecer la red del Servicio de Transportes Eléctricos (STE) como opción para conectar a Iztapalapa con el resto de la ciudad.

El objetivo de la encuesta fue conocer los retos y oportunidades que implicará conectar una de las zonas menos atendidas de la ciudad en las últimas décadas, las preferencias de transporte público, y proponer cómo se puede hacerlo de la forma más sustentable y con el menor impacto a la población. Se obtuvo que las personas que usan el transporte público en Iztapalapa prefieren por convicción el transporte menos contaminante, que encuentran mayor seguridad y calidad en el transporte eléctrico (metro y trolebús), y que la construcción de infraestructura para trolebús y bicicletas es la que menos afectaría sus actividades diarias.

De acuerdo a la encuesta, la insatisfacción actual en esa zona de la ciudad es alta, considerando que solamente 4 de cada 100 personas opinan que se viaja bien en el transporte público, y se señalan como problemas más recurrentes en sus viajes diarios la inseguridad, la lentitud, la incomodidad, así como la contaminación del medio ambiente que generan la mayoría de modos de transporte. Respecto a ese último punto, el 50% de las personas encuestadas contestó que eligen trasladarse en metro o trolebús por ser opciones menos contaminantes, por lo que Greenpeace señala el interés de la gente en contribuir a mejorar las condiciones ambientales a través de sus decisiones personales de transporte.

Recientemente, la Jefa de Gobierno dio a conocer el Plan Estratégico de Movilidad de la Ciudad de México 2019, en el que se anunciaron estrategias para conectar a las periferias de la ciudad, entre ellas zonas de Iztapalapa, a través del sistema Cablebús, la construcción de una nueva línea de metro, la adquisición de 800 autobuses RTP y 100 trolebuses para el STE. Al respecto, Greenpeace recalca la necesidad de colocar en una mayor prioridad el desarrollo del transporte público eléctrico.

Es necesario tener presente que el cambio climático y la mala calidad del aire son efectos de una crisis ambiental que requiere soluciones ágiles y de alto impacto, entre las cuales está la implementación de sistemas de transporte público de cero emisiones. Priorizar un mayor presupuesto al la red del Servicio de Transportes Eléctricos por encima de opciones más contaminantes podría representar un cambio de paradigmas altamente positivo y que representaría un ejemplo claro para otras ciudades del país”, señaló Carlos Samayoa, coordinador de movilidad sustentable en Greenpeace México.

Anteriormente, la Coalición Cero Emisiones señaló la necesidad de invertir casi 7,000 millones de pesos para modernizar la red de trolebuses y tren ligero de la ciudad para que se convierta en una opción de calidad superior, altamente eficiente y que contribuya a desincentivar el uso del automóvil, aunque la inversión anunciada para el STE será de 500 mdp.

“El enfoque del Plan Estratégico de Movilidad 2019 contiene objetivos que ciertamente contribuirán a la integración de los sistemas de transporte, la mejora de la infraestructura, así como la protección a las personas que utilizan el transporte público. La creación del sistema Cablebús será también un avance importante. Sin embargo, también vale la pena considerar al trolebús, el fomento de la bicicleta y transporte público alternativo como bicitaxis eléctricamente asistidos, como las opciones más viables en términos de sustentabilidad-presupuesto, para conectar a usuarios del teleférico con el transporte masivo hacia el interior de la ciudad. Esperamos que los documentos que hoy entregamos a las distintas dependencias del gobierno de la CDMX encargadas de resolver los problemas ambientales y de movilidad sirvan para que sus titulares reconsideren solicitar más recursos para el transporte público eléctrico”, concluyó Víctor Alvarado, Coordinador de Movilidad y Cambio Climático de El Poder del Consumidor.

 

Notas

1.- Reporte de los resultados de laencuesta de percepciòn sobre sistemas de transporte en el siguiente documento, consultalo en De iztapalapa para el mundo, este es el transporte anhelado

2.- El Poder del Consumidor, Corredores de transporte público: una acción para reducir CO2 dentro de la ZMVM, 2018.

 

Datos de contacto:

-Greenpeace México. Carlos Samayoa. Coordinador de Movilidad Sustentable. Tel. 9671259105, Mail: csamayoa@greenpeace.org

-El Poder del Consumidor. Víctor Alvarado. Coordinador de Movilidad y Cambio Climático.Tel. 5580974505, Mail: transporte.sustentable@gmail.com