La noche de ayer, 1 de noviembre, la comunidad de El Bosque, Tabasco, tuvo que ser evacuada, una vez más, por la subida del mar. La comunidad ha pedido ser reubicada por el riesgo que presenta la erosión costera, la cual ha provocado que más de 60 familias pierdan sus casas, escuelas y pequeños comercios debido al avance del mar. Quienes habitan la comunidad señalaron que el agua cubrió completamente las calles de la colonia: “el agua nos llega hasta las rodillas y nos hemos quedado sin luz”. La comunidad fue evacuada por Protección Civil y llevada al albergue de Frontera, cabecera municipal de Centla, Tabasco, desde donde se reportan a salvo y sin pérdidas humanas.

El 7 de noviembre se cumple 1 año desde que la comunidad de El Bosque señaló públicamente la necesidad de ser reubicada, haciendo un llamado urgente a los tres niveles de gobierno y a los medios de comunicación. Hasta la fecha, la comunidad sigue sin ser reubicada. Tienen promesas y declaraciones de algunas autoridades pero no resultados concretos. La reubicación de El Bosque es más urgente que nunca, la comunidad se encuentra sin acceso constante a luz y agua, sin drenaje y sus niñas y niños sin acudir a la escuela de manera regular desde que ésta fue destruida por el oleaje.

Las organizaciones firmantes hemos acompañado el proceso de reubicación que inició a principios de este año, el cual se encuentra frenado debido a la falta de coordinación entre las distintas autoridades responsables (SEDATU, CONAVI, INECC, Gobierno de Tabasco, INDAABIN, SOTOP, entre otras). La SEDATU ha encabezado el proceso de reubicación, sin embargo, éste no se ha concretado debido a que el Gobierno del estado de Tabasco no ha generado las condiciones para la cesión del terreno que se requiere. Además de la descoordinación, el proceso de reubicación se ha caracterizado por la inexistencia de una política pública que atienda con claridad y apego a los protocolos de casos de desplazamiento climático.

El Huracán Otis, en Guerrero, y el riesgo constante en el que vive la comunidad de El Bosque, en Tabasco, por la subida del nivel del mar, son dos claras muestras de que los impactos climáticos ya son una realidad en nuestro país. El mar y la crisis climática no esperan a tiempos políticos. Urge una política climática que atienda esa realidad.

Firman:

Conexiones Climáticas AC, Greenpeace México AC y Nuestro Futuro AC

Contactos de prensa:

Conexiones Climáticas:
Mariana Rodríguez – [email protected] – +52 222 455 8052

Greenpeace:
Pablo Ramírez – [email protected] – +52 55 5402 3017

Nuestro Futuro:
Nora Cabrera – [email protected] – +52 33 1599 5162

Exige la reubicación de la comunidad de El Bosque, Tabasco

Apoya a la comunidad de El Bosque y exige una reubicación justa, digna y urgente.

Firma hoy