Las mujeres de zonas rurales son quienes se ven más perjudicadas por el cambio climático. Foto: Greenpeace / John Novis.

Las mujeres en Greenpeace reconocemos que debemos actuar ahora ya que la destrucción de la tierra y el sometimiento de las mujeres son prácticas profundamente relacionadas. Los daños al medioambiente impactan sobre todo a las mujeres, incrementando las violencias que viven cada día. En 2017, casi la mitad de los asesinatos a defensores medioambientales fueron a mujeres.

Es importante destacar que los roles históricos de género y las relaciones de poder se expresan fuertemente en el impacto que los desastres ambientales y el cambio climático tienen sobre las mujeres.

Aquí dejamos algunos datos que evidencian relación entre desigualdad ambiental y desigualdad de género

Impacto sobre mujeres (Cambio Climático y desastres naturales)

  • Los impactos adversos afectan más a las mujeres, acentuando la desigualdad y discriminación de género. Sin embargo las políticas públicas de adaptación y mitigación no tienen en consideración el género
  • Las mujeres representan el 51% de la población mundial y el 43% de la fuerza de trabajo agrícola de los países en vías de desarrollo. Sin embargo, la tierra apenas le corresponden en el 1%. Las mujeres trabajan la tierra, pero no les pertenece
  • En 8 de cada 10 hogares que carecen de agua en su hogar, son las mujeres las que la recogen. Ante situación de sequía hay menos agua disponible, las mujeres entonces tienen que recorrer más distancia,lo que implica más tiempo, quitando tiempo para otras actividades como la educación
  • El 80% de las personas desplazadas por el cambio climático en el mundo, son mujeres
  • Las mujeres representar el 70% de las personas más pobres del mundo, y a su vez, son las personas más pobres las que viven de peor manera las consecuencias del cambio climático
  • Las mujeres son mayoría entre las comunidades rurales, representan hasta dos tercios de la fuerza de trabajo en países menos desarrollados, y son estas comunidades rurales las que están más expuestas a los impactos de la sequía y la desertización
  • Las mujeres rurales producen hasta el 60% de la comida del hogar, pero rara vez son propietarias de la tierra
  • En el caso de la zona de África al sur del Sahara por ejemplo (Africa subsahariana), las mujeres representan el 75% de la fuerza de trabajo pero sólo poseen el 1% de la tierra. Cuando la tienen, los terrenos son más pequeños y marginales
  • Según el World Economic Forum, el 60% de las personas que sufren de desnutrición son mujeres y niños
  • El año 2016, habían 1.100 millones de personas sin acceso a la energía. Hasta el 70% de estas personas eran mujeres y niños
  • La tarea de recogida de biomasa (madera, etc) recae principalmente en mujeres y niños, quienes deben destinar hasta más de 20 horas semanales en ello. Como consecuencia, tiene menor tiempo para estudiar, participar en otras actividades o simplemente descansar.
  • La UNESCO estima que ⅔ de quienes no van a la escuela, son niñas
  • 1 de cada 4 mujeres jóvenes en países en desarrollo no han completado la escuela primaria
  • Las mujeres sufren una mayor tasa de mortalidad prematura en los ambientes de contaminación atmosférica
  • Las mujeres son mayoría entre el número de muertos en desastres naturales (inundaciones y sequías extremas) con 14 veces más posibilidades de morir
  • Por ejemplo, en el tsunami asiático de 2004, un 70% de las víctimas fatales fueron mujeres
  • Durante los fenómenos climáticos extremos, las mujeres no sólo están más expuestas a morir, sino que en caso de sobrevivir, incrementa su carga de trabajo ya que asumen la carga de trabajo al tener al cuidado a más personas que dependen de ellas
  • La conservación de la biodiversidad en muchos territorios ha sido impulsado por las mujeres, y surge a partir de su conexión y experiencia directa con la tierra. Ellas muchas impulsan al resto de la comunidad a luchar por su protección.
  • Las mujeres, en especial las mujeres indígenas, son particularmente vulnerables a la violencia relacionada con el medioambiente; en 2017, casi la mitad de los asesinatos a defensores medioambientales  fueron a mujeres.
  • Sólo un 33% de las contribuciones nacionales de los países para combatir el cambio climático (NDCs) incluyen explícitamente una dimensión de género y sólo lo hacen en países en desarrollo. Según la OECD, sólo en 37 de 160 países en el mundo las mujeres y los hombres tienen iguales derechos para ser propietarios, usar y controlar la tierra.
Comunidad Wichi recibe bidones de agua de la intendencia de General Ballivian -Foto: Martin Katz / Greenpeace.

Contaminación 

La endocrinóloga Carme Valls-Llobet ha publicado el libro “Medio ambiente y salud. Mujeres y hombres en un mundo de nuevos riesgos” y ha concluído:

  • La contaminación afecta, sobre todo, a las mujeres de todo el mundo, debido a que “su cuerpo tiene mayores niveles de grasa que el del hombre”.
  • El cuerpo femenino está preparado para producir leche, y como consecuencia es más fácil que ellas acumulen los químicos tóxicos en la grasa, por lo que son las que tienen más riesgos de padecer algunas enfermedades relacionadas con la contaminación
  • Muchos de los tóxicos ambientales son “disruptores endocrinos”-pueden alterar el periodo menstrual- y están relacionados con el incremento de cáncer de mama, de páncreas o de linfoma
  • La vulnerabilidad que tenemos las personas frente a estas sustancias depende del sexo y de la edad. Pero es mayor en las mujeres porque nuestro cuerpo funciona como un bioacumulador de toxinas. Este factor biológico nos sitúa a las mujeres en la primera línea de las personas afectadas por el deterioro ambiental por lo que podemos sufrir alteraciones en el ciclo menstrual, riesgos para la fertilidad y la reproducción, síndrome premenstrual y de ovario poliquístico, pubertad adelantada, malformaciones congénitas, obesidad, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple o alteraciones en la función tiroidea.
La contaminación global, la quema de combustibles fósiles, la expansión de la industria agropecuaria y toda actividad humana que provoque cambio climático afecta directamente a las mujeres.

Mujeres como vía de solución – Desigualdad en puestos de poder

  • En la India, de acuerdo a datos de Naciones Unidas, el número de proyectos de agua potable es un 62% más elevado en áreas con consejos locales dirigidos por mujeres
  • Las granjas en países en desarrollo dirigidas por mujeres educadas, tienen un 22% más de productividad según OXFAM
  • En 2016, sólo un 22,8% del total de parlamentarios nacionales eran mujeres 
  • En 2011, sólo un 7% de los ministerios del medio ambiente, energía o recursos naturales  a nivel mundial eran dirigidos por mujeres
  • En 2011, sólo un 3% de mujeres eran responsables de ministerios de ciencia y tecnología
  • En la última cumbre de cambio climático COP25, sólo un 38% de los miembros de las delegaciones nacionales fueron mujeres, a pesar de ser las mujeres las más afectadas por el cambio climático
  • En el sector eléctrico a nivel mundial sólo un 8% de los puestos de poder está ocupado por mujeres y representan sólo 32% del total de trabajadores de dicho sector
  • Según el Instituto Europeo de para la Igualdad de Género, más del 80% de los puestos de responsabilidad en materia de cambio climático, está utilizado por hombres. 
  • Un estudio de la Universidad de Exeter (Reino Unido) concluye que la falta de mujeres en los consejos de administración de las empresas energéticas supone un freno”para la adopción de medidas contundentes para combatir el cambio climático». La investigación subrayaba que “a mayor presencia de mujeres en puestos de decisión en materia energética, más respuesta a las necesidades de los ciudadanos y a la lucha contra el cambio climático”
  • Hay evidencias de que los países con mayor representación parlamentaria femenina reservan más áreas de tierra protegidas o que las mujeres son más proclives a ratificar tratados internacionales sobre medioambiente.

No olvidamos que debemos inspirarnos para juntas lograr un mundo más equitativo, uniendo al feminismo y a la lucha ambiental.

Más que nunca, gritemos que sin equidad de género no hay paz ni justicia climática posible.

Informes:

https://migracionesclimaticas.org/documento/perspectiva-de-genero-en-las-migraciones-climaticas/
http://partidoequo.es/wp-content/uploads/2019/03/Guia-genero-cambio-climatico.pdf


Asociate a Greenpeace

Los socios de Greenpeace son personas que apoyan económicamente y permiten financiar las campañas y contar con independencia política y económica

Participá ×