#SpriteReforestáTodo

Defendé los bosques

Participá

 

Informe sobre el uso de las tierras del Panel de expertos sobre Cambio Climático

El Panel de expertos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), respaldado por la ONU, pone especial acento en la relación entre uso de la tierra y el cambio climático. Entre los puntos más destacados está la deforestación y la ganadería como elementos claves en la actual emergencia climática.

La protección y restauración de los bosques como también la reconversión urgente del sistema alimentario mundial a través del cambio en la dieta son las soluciones clave para la creciente crisis de la tierra y el clima, según un informe autorizado por la ONU.

 El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) revela que, desde el período preindustrial la temperatura sobre la tierra ya ha aumentado 1.53°C en comparación con el promedio global de 0.87°C de aumento, teniendo en cuenta la temperatura sobre el océano y la tierra. El aumento de la temperatura está afectando la seguridad alimentaria e impulsando la desertificación y la degradación de la tierra.

 “Defender y restaurar nuestros bosques ayudará a convertir la actual crisis climática en una nueva esperanza para la naturaleza y las personas. Nuestra tierra y su biodiversidad están bajo una enorme presión”, dijo Hernán Giardini, coordinador de bosques de Greenpeace Andino. 

El informe especial del IPCC sobre el cambio climático y la tierra advirtió que más de una cuarta parte del planeta está sujeta a la “degradación inducida por el hombre”.  “Para proteger nuestro clima y alimentar al mundo se requiere acción inmediata. Los gobiernos ahora están obligados a actualizar y mejorar sus objetivos de acción climática a la luz de este informe”, agregó Giardini. 

 En Argentina, Greenpeace publicó esta semana el reporte “El sacrificio de los bosques del Gran Chaco”. En dicho informe, la organización alerta que hay 10 millones de hectáreas de bosques en peligro en el Gran Chaco, por el avance de la ganadería intensiva, en Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa. 

La Secretaría de Ambiente de Argentina estima que entre 1990 y 2017 se perdieron 7,7 millones de hectáreas, equivalente a la superficie equivalente a Formosa. De implementarse el acuerdo MERCOSUR – Unión Europea, crecerá la demanda de carne vacuna argentina, será más rentable el negocio exportador de los grandes frigoríficos y aumentará la presión sobre los bosques. 

 

Más información: 

En otros hallazgos, el informe del IPCC encontró:

  • El 23% de las emisiones humanas de gases de efecto invernadero (GEI) provienen de la deforestación, los incendios forestales, la ganadería y la agricultura. Sin embargo, la tierra puede actuar como un poderoso reservorio de carbono para ayudar a mitigar lo peor del cambio climático.
  • Las emisiones del sistema alimentario en su conjunto, incluida la producción y el consumo, representan hasta el 37% del total de las emisiones mundiales de GEI inducidas por el hombre.
  • El consumo de carne se ha más que duplicado en los últimos 60 años, ya que la tierra se convirtió para uso agrícola a un ritmo sin precedentes en la historia humana.
  • Alrededor de 2 mil millones de adultos tienen sobrepeso u obesidad, pero 821 millones de personas todavía están desnutridos, lo que pone de relieve la necesidad de reformar el sistema alimentario mundial.