#SalváElAmazonas

Amazonas en llamas

Participá
La organización ambientalista Greenpeace criticó el discurso del presidente brasileño Jair Bolsonaro en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Su discurso sobre medio ambiente fue una estafa. Bolsonaro está tratando de convencer al mundo de que está protegiendo el Amazonas, cuando en realidad está promoviendo el vaciamiento de las políticas sociales y ambientales, lo que deja sin protección a  tierras indígenas y debilita la lucha contra los delitos ambientales. Bajo su gobierno los incendios, la deforestación y la violencia aumentaron a un ritmo escandaloso. Bolsonaro bloqueó el 38% del presupuesto del Instituto Ambiental de Brasil (IBAMA)”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace Andino.

Greenpeace alertó que los incendios en el Amazonas son un reflejo de la destrucción de bosques en el resto de los países de la región. “Los gobiernos sudamericanos deben poner todos sus esfuerzos en establecer políticas, leyes y acuerdos más fuertes y ambiciosos en defensa de los bosques y sus históricos habitantes. Ante la actual crisis climática y de biodiversidad es urgente avanzar hacia un plan de Deforestación Cero”, dijo Giardini.

Sobre el incendio en el  Amazonas: 
  • Durante el agosto pasado, en el Amazonas se quemó cuatro veces más de superficie que en agosto de 2018. Sólo el mes pasado, fueron quemadas unas 2,5 millones de hectáreas.
  • Las alertas de deforestación en la Amazonía aumentaron un 321% en agosto y las alertas de incendios un 111%, en comparación con 2018.
  • Según información del Instituto de Investigación espacial brasileño (INPE), el fuego en el Amazonas fue detectado en 42 áreas protegidas y en 53 territorios indígenas, en Brasil.