#SantuariosMarinos

Protegé el Mar Argentino

Participá

Con textos escritos en forma exclusiva para Greenpeace Argentina reclama por la defensa de nuestro mar.

El escritor Eduardo Sacheri a bordo del Esperanza

El barco de Greenpeace “Esperanza” llegó a la región para denunciar los daños de la industria pesquera en los ecosistemas del Atlántico Sur.
La visita se realiza en el marco de la travesía que Greenpeace está llevando adelante desde el Polo Norte y hasta la Antártida para exponer las amenazas que enfrentan los océanos y pedir a las Naciones Unidas que proteja el 30 por ciento de las aguas internacionales para 2030.

Para sumarse a esta campaña, el reconocido escritor argentino Eduardo Sacheri, creador de éxitos como La pregunta de sus ojos, La noche de la usina, su reciente lanzamiento Lo mucho que te amé, escribió unos textos alusivos que refleja lo que sucede en nuestros Océanos.

Desde Greenpeace se viene denunciando que más de 400 buques pesqueros se instalan al año en aguas internacionales, a la altura de Puerto Madryn, al límite del Mar Argentino.

Greenpeace expondrá las prácticas destructivas de los barcos pesqueros industriales de distintos lugares del mundo y las operaciones que llevan a cabo en la región, a costa de las especies y el ecosistema marino. En el hábitat amenazado viven decenas de especies, entre ellas pingüinos, elefantes marinos, aves diversas, y la icónica ballena franca austral.

E. Sacheri – El océano tiene un mensaje para vos:

“Puede ser que cuando ustedes me miran, tengan la sensación de que no tengo límites.

Es tal la inmensidad que parece que estuviese más allá del tiempo.

Más allá de todo.

Y, sin embargo, se equivocan.

Por detrás de esa imagen que les brindo, que los lleva a suponerme perpetuo, que les conduce a pensarme indestructible, soy frágil, sufro, estoy lejos de tener asegurada la vida para siempre.

La pesca indiscriminada y destructiva, que se desentiende del equilibrio y el futuro de los océanos, provoca un daño directo y muy profundo en las especies y en los hábitats que necesitan para seguir existiendo.

Greenpeace participa en las últimas etapas de un largo proceso para lograr un tratado por los océanos de gran escala. La Organización de Naciones Unidas tiene la oportunidad de establecer reglas sólidas para crear y gobernar santuarios marinos que proteja la vida marina y los hábitats en los océanos.

Aunque no parezca, sí tengo límites, y necesito, mucho, que aprendan a respetarlos. Porque, así como los seres humanos son capaces de matarme, también son capaces de salvarme la vida.”