La contaminación del aire nos está enfermando. Cada año, al menos 17 mil personas mueren por padecimientos vinculados a la contaminación ambiental. Las más afectadas son las niñas, niños y adultas mayores, pero en realidad toda la población de las urbes mexicanas padecemos los efectos, muy sigilosos, de no poder respirar aire limpio.

La mala calidad del aire puede causar impactos a la salud como: infarto cerebral, enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias agudas o crónicas como el asma, dolor de cabeza, mareo, irritación de ojos y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), también es un factor de riesgo para la diabetes.

Llevamos mucho tiempo así y sólo parece que la situación empeora. En todo 2017, en la Ciudad de México sólo tuvimos 21 días con aire no contaminado. ¿Qué necesita cambiar en este país para que el aire que respiramos todos los días sea más limpio?

pulmones UR

Desde Greenpeace creemos que ésta es una responsabilidad que corresponde al gobierno pero que todas las personas podemos exigir y contribuir para que los cambios sucedan. Aquí te enumeramos algunas situaciones que deben cambiar en México para que nuestro aire no nos enferme.

1.- Modificar las Normas Oficiales Mexicanas de Salud Ambiental

Estas Normas regulan el límite máximo de emisiones de gases contaminantes que puede haber en el aire, la gran mayoría ocasionados por la concentración de automóviles. Esta regulación depende de las condiciones ambientales y necesidades de cada país; sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció una guía con los límites máximos recomendados. En México, los límites permitidos para la emisión de contaminantes son 10 veces más altos que los que recomienda la OMS.

Línea del tiempo UR

2.- Crear más vías para quienes elegimos el transporte público, la bici u otras formas de movilidad no contaminante

En México 80 por ciento del presupuesto de movilidad se destina a la creación de vialidades para los autos, esto a pesar de que sólo 3 de cada 10 personas utilizan el automóvil para trasladarse diariamente. La ciudad se ha motorizado a tal grado que actualmente 70 por ciento de los contaminantes del aire proviene del automóvil.

ciclistas

3.- Construir poder colectivo

El ambiente sano, que incluye un aire limpio, es un derecho humano que tenemos todas las personas que habitamos en México, y es una responsabilidad que corresponde a los tres niveles de gobierno.

Todas las personas, tenemos derecho a disfrutar plenamente una ciudad, y a transportarnos a nuestros trabajos o nuestros hogares en condiciones dignas. Para hacer esto realidad, la experiencia nos ha demostrado que el poder colectivo tiene muchos más frutos que la acción individual. Te invitamos a los esfuerzos que está haciendo Greenpeace y a firmar la petición.

people power 

botón únete

Comentarios

Deja tu Comentario

Discussion

Close