• Comisionados de CNH argumentan que mientras el fracking no se prohíba, Pemex puede realizarlo en formaciones no convencionales.
  • El Ejecutivo y el Legislativo están fallando en sus obligaciones de proteger a las comunidades, al ambiente y al clima global al dilatarse en prohibir el fracking

 

Ciudad de México –El pasado 11 de febrero, durante la Octava Sesión Extraordinaria del Órgano de Gobierno de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), se presentó y aprobó la Resolución para la modificación de cuatro Planes de Exploración presentados por Pemex Exploración y Producción, correspondientes a las Asignaciones AE-0381-2M-Pitepec, AE-0382-2M-Amatitlán, AE-0385-2M-Soledad y AE-0386-2M-Miahuapán en la Cuenca Tampico Misantla, en el estado de Veracruz. Se trata de la aprobación de exploración en formaciones no convencionales que incluye autorizar el uso de fractura hidráulica.

La amplia documentación académica nos demuestra que la fractura hidráulica o fracking es una técnica inherentemente peligrosa con consecuencias a corto y largo plazo para las comunidades, el agua, el suelo, el aire y el clima por lo que se ha prohibido en diversos países, estados o provincias de varias partes del mundo.

Durante la deliberación de los Comisionados, destacó su conocimiento del debate relativo al fracking. El Comisionado Gaspar Franco (minuto 52:46) señaló “… por lo menos mi voto es de acuerdo con normatividad que existe. Tenemos normatividad en Conagua, en ASEA, en CNH, que permite que el operador que haga propuestas para explotar o evaluar esta tipo de recursos se permite… a veces se habla de prohibir el fracking. Pero hasta el momento, el tema o el marco legal permite que al operador le otorguemos autorización que haga los trabajos cuidando la normatividad existente…”.

Resulta alarmante que, mientras el Presidente reiteró el pasado 4 de febrero su compromiso de no permitir el fracking, los planes de Pemex y los permisos de CNH para realizar la práctica en formaciones no convencionales continúen ignorando lo expresado por el jefe del Ejecutivo.

La Alianza Mexicana contra el Fracking, integrada por más de 40 organizaciones de diversos estados del país, exigen al Ejecutivo y el Legislativo tomar acciones inmediatas para hacer realidad el compromiso del Presidente Andrés Manuel López Obrador y de legisladores/as de diversos partidos de no permitir el fracking en México, lo cual requiere su prohibición explícita en nuestro marco legal.

Bomba extractora utilizada en la técnica de fracking en Estados Unidos © Les Stone

Bomba extractora utilizada en la técnica de fracking en Estados Unidos © Les Stone