Todos los puntos del modelado de uno de los escenarios sobre posible derrame de petróleo si se avanza con operaciones petroleras en el Mar Argentino

Nuestro Mar Argentino está en el ojo de varias industrias interesadas en explotarlo y la petrolera es una de ellas. Tal vez no lo sabías una empresa noruega llamada Equinor ya presentó una solicitud para localizar pozos de petróleo en el fondo marino (con la técnica exploraciones sísmicas) en 3 bloques frente a la costa bonaerense. Es decir, Mar del Plata y otras localidades costeras del sudeste de la provincia de Buenos Aires que dependen del turismo y la pesca. 

Al día de hoy Equinor en asociación con Shell e YPF,  ya cuenta con un aviso de proyecto presentado al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el cual ahora está en evaluación en la Dirección Nacional de Evaluación Ambiental de dicho organismo. 

Si este proyecto  avanza, sería el primer paso para una futura explotación petrolífera en el Mar Argentino, con lo cual, de acuerdo con  un estudio de la Universidad Nacional del Centro sobre operaciones petroleras en nuestro mar,  sería inevitable que se produzcan derrames de petróleo contemplando incluso derrames de grandes cantidades, mayores a 1.000 barriles. 

El derrame de un tanque pequeño de petróleo llegó a las costas de las Islas de Salamis en Grecia en 2017.

Si el petróleo llega a las playas afectaría a los ecosistemas marinos, los paisajes y las economías de las ciudades de la costa atlántica.

¿Cómo sería ese derrame si se extrae petróleo en el mar?

Considerando esto, decidimos alertar sobre esta amenaza a través de la recreación de uno de los escenarios posibles luego de una extracción de petróleo en el mar. Para ello se utilizaron condiciones normales del Mar Argentino de acuerdo a la época del año, como temperatura, corrientes, oleaje, etc. Sin embargo, estas condiciones podrían cambiar. Este modelo es una de las varias probabilidades. Si existen otras variables, el resultado podría cambiar.   

1-Se utilizó la aplicación GNOME. Esta aplicación, del entorno general de modelado operativo de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), es un conjunto de herramientas de modelado que puede predecir el destino y el transporte de contaminantes (como el petróleo) derramados en el agua. Se utilizan para el apoyo de respuesta a derrames de la NOAA y están disponibles públicamente 

2- Tomamos como punto de origen al bloque Can 100, que es el más grande de la cuenca Argentina Norte. La empresa Equinor presentó en mayo el “Aviso de proyecto” para su perforación. El CAN 100 se ubica frente a la costa sudeste de la Pcia de Bueno Aires y comprende un área de 15.000 km2 siendo el bloque más grande de la Cuenca Argentina Norte del Mar Argentino. Se ubica sobre el Talud continental, principal corredor biológico del Mar Argentino. 

3- El modelo que armamos visualiza un derrame que inicia el 18 de abril de 2020 a las 03:00 GMT, finalizando la descarga a las 05:00 de ese mismo día (2 horas).

Durante ese tiempo se descargan 990 barriles de petróleo y la dispersión de este derrame se desarrolla durante 672 horas (28 días).

4- El petróleo llegaría a las costas de Buenos Aires en 11 días e incluso se extendería hasta las costas uruguayas en 20 días.

5- Al finalizar el modelo, luego de 28 días, del total derramado, el 3.5% se dispersó naturalmente; el 1,5% se sedimentó en el fondo marino, el 65,2% se evaporó; el 26% permaneció en superficie y el 4,1% del total se encuentra en playas (0,2% en la costa de la provincia de Buenos Aires y 3,9% en la costa de la República Oriental del Uruguay).

Modelo interactivo del derrame

 

En este mapa interactivo de la simulación de derrame se incluyen diferentes capas que se pueden sumar o quitar manualmente del mapa, aumentando o disminuyéndolo. 

Hacé click aquí para ver el mapa en pantalla completa

La capa principal “Derrame bloque CAN100” es la representación gráfica del modelo de desplazamiento en superficie del hidrocarburo derramado en la simulación. Con un volumen inicial de 990 barriles (157400 litros) y en aproximadamente 40 segundos representa las 672 horas del modelo original. “Pozo de Petróleo” representa la instalación Offshore de donde parte el derrame.

Cuatro polígonos irregulares de color verde sobre la superficie del Mar Argentino, indican zonas de alta relevancia para la biodiversidad y que han sido identificadas para ser designadas como Áreas Marinas Protegidas (1) Ellas son: Frente del Talúd. Frente de la Plataforma, El Rincón y Sistema Marino del Río de la Plata

Se representa en color verde todas las áreas protegidas efectivas tanto de la República Argentina como de la República Oriental del Uruguay

También podemos ver los hábitats de algunas de las especies icónicas del Mar Argentino. Aves como el Pingüino de Magallanes y el de Penacho Amarillo y tambien mamíferos como el Elefante Marino, la Ballena Franca Austral o el delfín Franciscana. Entre comillas figura su estado de conservación. 

¿Habría manera de contener el derrame?

La estadística muestra que ante eventos similares, las tareas de contención y recuperación solo logran que entre un 10 y 15 % del volumen total vertido sea recuperado.  

Por ejemplo, en el derrame del Golfo de México de 2010, provocado por el accidente en la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum, el intenso y masivo operativo logístico de contención desplegado sólo pudo recuperar el 17% del volumen de petróleo derramado.

Este precedente nos da la pauta de que un derrame de petróleo en el Mar Argentino sería una desastre ambiental con consecuencias prácticamente irreversibles.

¿Cuál es el impacto socio económico que tendría un derrame?

Estos proyectos implican una verdadera condena  para la comunidades costeras y sus medios de vida.  

Sin duda impactaría negativamente a las comunidades locales, básciamente por un cese de actividades, la pesca, el turismo, y todas las actividades que dependen de éstas se verían canceladas. Además, tendría impactos negativos en la calidad de vida de los habitantes de dichas comunidades, no sólo por la falta de ingresos, sino también por no poder utilizar sus espacios de esparcimiento públicos por la contaminación

¿Qué especies serían las principales afectadas? 

Animales empetrolados. Sakhalin, Rusia, diciembre de 2015.

El bloque CAN 100 se ubica sobre el Frente Talud, zona que fue identificada en el año 2014 por un grupo de los principales científicos marinos designados por el Ministerio de Medio Ambiente, como candidata a área marina protegida, por su relevancia para los ecosistemas marinos y para la conservación de la biodiversidad del Mar Argentino. 

Se trata de un área de alimentación y de migración/tránsito de las principales especies de nuestro mar, como por ejemplo: Ballena Franca Austral, orcas, delfines, pingüinos, lobos y elefantes marinos.   

En su desplazamiento el derrame aquí simulado además  afectaría a otras dos áreas tambíen identificadas para su protección:  El Frente Plataforma, con altas  concentraciones de nutrientes y que cumple un rol ecológico clave como principal área reproductiva de la anchoíta y área de desove de la merluza común y el calamar.  El Sistema Marino del Río de la Plata, un ecosistema binacional argentino uruguayo con gran diversidad de invertebrados bentónicos, áreas de desove y cría de peces óseos y área de alimentación y migración de tortugas, aves y mamíferos marinos. Se destaca la presencia del delfín franciscana, especie endémica y amenazada.

En cuanto a las zonas protegidas costeras afectadas en este hipotético derrame podemos mencionar: 

Argentina: Reserva Natural Provincial Restina del Faro,Reserva Natural Provincial  Puerto de Mar del Plata, Reserva Natural de la Defensa Campo Mar Chiquita – Dragones de Malvinas, Reserva Natural Provincial Mar Chiquita, Reserva de Biósfera “Parque Atlántico Mar Chiquita” (UNESCO),Reserva Natural Municipal Faro Querandí, Refugio de Vida Silvestre Bahía Samborombón, Parque Nacional Campos del Tuyú, Reserva Natural de Objetivo Definido Rincón de Ajó, Reserva Natural Municipal Punta Rasa.

Uruguay: Área protegida Humedales de Santa Lucía, Parque Nacional Isla de Flores, Reserva de Biósfera Bañados del Este (UNESCO), Área Protegida Laguna Garzón, Paisaje Protegido Laguna de Rocha, Parque Nacional Cabo Polonio.

Es importante destacar que un derrame de petróleo no sólo las afectaría de una manera “visible”, es decir manchándolos de petróleo, “empetrolándolos” (lo cual puede provocar la muerte en la mayoría de los casos), sino que también provoca efectos no visibles pero igual de serios. 

Muchos de los efectos a largo plazo del derrame no se pueden ver a simple vista. Muchos animales expuestos inicialmente al derrame pueden resistirlo, pero luego se verán afectados por problemas de salud durante años. Por ejemplo, en el caso del derrame de crudo en el Golfo de México muchos animales registraron estrés, problemas pulmonares y sistema inmune comprometido, problemas para reproducirse y llevar sus embarazos a término. Aquellos que ingirieron el petróleo experimentaron anemia, pérdida de peso, hipotermia, anomalías cardíacas y hepáticas, retraso en la puesta de huevos en el caso de las aves, disminución del grosor de la cáscara de sus huevos, disfunción gastrointestinal y muerte.

Un estudio de la Universidad del Sur de Florida  tomó muestras de más de 2,500 peces individuales que representan 91 especies de todo el Golfo de México y encontró evidencia de exposición al petróleo en todos ellos, 10 años después de ocurrido el derrame.

¿Por qué es importante que estos proyectos no avancen?

Activistas en Mar del Plata. Foto: © Gabriel Bulacio / Greenpeace

No podemos abrir una nueva frontera de explotación petrolera en medio de la crisis climática que estamos viviendo, en una zona de alimentación y tránsito de especies icónicas, sobre el principal corredor biológico de nuestro mar, amenazando los medios y calidad de vida de la costa atlántica. Este proyecto no beneficia a nadie más que a las corporaciones involucradas y sólo trae destrucción de lo que nos da vida, alimento, trabajo y biodiversidad.

Estamos en un punto de inflexión de la historia, debemos aumentar la ambición climática y las políticas de estado que regulan las actividades económicas y extractivas deben priorizar la protección ambiental y de nuestro patrimonio natural como es el Mar Argentino. 

Debemos reducir drásticamente nuestra dependencia de los combustibles fósiles, y redireccionar inversiones y subsidios hacia la búsqueda de energías renovables y también hacia la búsqueda de un modelo productivo que no nos empuje hacia el colapso ecológico. Nuestra vida depende de océanos sanos 

Datos técnicos:

Este modelo no contempla la dispersión de compuestos volátiles o evaporables del hidrocarburo derramado que al final del modelo representan 65,2% del volumen total. Se representa aquí exclusivamente la dispersión de lo que flota en superficie. 

Los datos de corrientes marinas corresponden al periodo pautado para la simulación y tanto la corriente de Malvinas como la de Brasil afectan el desplazamiento superficial de los fluidos.(1) Datos de corrientes provistos por Hycom

Los vientos son del cuadrante sudeste fuerza 6 (hasta 50 km/h) rotando primero al Este y luego al sud-sudoeste y decreciendo a fuerza 4 (hasta 30 km/h). Fenómeno meteorológico recurrente en la región conocida como Sudestada seguido de Pampero.

La posición inicial del evento es Latitud: 39°42´ Sur y Longitud: 55°26´Oeste, punto que se encuentra incluido en el polígono de la concesión de exploración CAN 100 de la cuenca Argentina Norte operado por la empresa Equinor.

Entre otros parámetros propuestos podemos encontrar:

Temperatura de agua de mar en superficie: 15 ° C

Salinidad: 32 psu

Carga de sedimentos: 5 mg/l

Exigí un Mar Argentino sin petróleo

Greenpeace brinda más información sobre cómo la exploración sísmica daña al ecosistema del Mar Argentino.

Participá ×