Greenpeace repudia el violento accionar de la policía de Fontana, Chaco. Imagen: Revista Cítrica

2 de junio de 2020.- Greenpeace repudia el violento accionar de la policía de Fontana, Chaco, que el sábado a la noche agredió brutalmente a integrantes de una familia Qom en el Barrio Bandera Argentina.

“Se trata de un hecho violatorio de todo derecho humano; los responsables accionan amparados en la discriminación y el racismo que criminaliza y atropella a los más vulnerables, ya despojados de sus montes, ya reducidos en sus derechos, deben sufrir aún en tiempos tan críticos y difíciles”, declaró Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Greenpeace apoya la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas, incluyendo el derecho específico de autodeterminación, libertad, paz y seguridad, como individuos y colectivamente como pueblos distintos, y al consentimiento libre, previo e informado para las decisiones que los afectarán. La organización apoya un acuerdo justo y equitativo de los derechos indígenas pendientes y cuestiones relacionadas con los títulos y reclamos constitucionales como algo fundamental para desarrollar sociedades sustentables.  

Las profundas injusticias históricas y contemporáneas que sufren los pueblos indígenas en todo el mundo; son inadmisibles. Los despojos al mundo indígena deben terminar.