#SalváAlChaco

Basta de desmontes en Chaco

Participá

En el marco del Día Internacional de los Bosques, la organización ambientalista se hizo presente en la capital chaqueña, en la Casa de Gobierno de la provincia, para reclamar por los desmontes de bosques nativos. Acompañaron representantes de Somos Monte integrado por varias organizaciones y autoconvocados, el movimiento Darío Santillán, el grupo de Candombe Chaqueño Oreja de Negro, Centro Mandela y Guardia Comunitaria Wichí.

Chaco es la provincia que más superficie de bosques destruyó, tomando en consideración los últimos tres años Si bien la provincia con mayor deforestación durante 2018 fue Santiago del Estero con 34.751 hectáreas de las cuales 23.910 hectáreas eran bosques protegidos, en un cercano segundo lugar está Chaco, donde se deforestaron 33.972 hectáreas, de las cuales 14.744 hectáreas eran bosques protegidos. Entre 2016 y 2017, según el informe de Greenpeace Desmontes SA Parte 4, Chaco fue la provincia con más desmontes del país con 72.536 hectáreas, de las cuales 40.756 fueron en zonas protegidas.

Nos encontramos en la Casa de Gobierno de Chaco para reclamar al gobernador Domingo Peppo que detenga los desmontes que autorizaron ilegalmente en El Impenetrable, nuestro gran pulmón verde que está amenazado por el avance de la frontera agropecuaria”, sostuvo Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de bosques de Greenpeace.

La organización ha denunciado la complicidad entre el gobierno provincial y los grandes empresarios agropecuarios para deforestar en zonas prohibidas por la normativa nacional, ya que se había autorizado de manera irregular el desmonte en una superficie de 51.768 hectáreas. Debido a la presión pública, el gobernador emitió en enero el decreto 298/19 para derogar desmontes sobre bosques nativos protegidos.

Sin embargo, hace pocas semanas, la ONG fiscalizó el departamento de Almirante Brown y detectó el avance de las topadoras en el establecimiento Monterrey, que se encuentra ubicado en El Impenetrable chaqueño y abarca cerca de 5700 hectáreas. Actualmente llevan desmontadas más de 1200 hectáreas de bosque protegido. Estos bosques nativos están clasificados en la Categoría II – amarillo del Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos del Chaco y es lindera al Parque Nacional Copo (Santiago del Estero) y la Reserva Provincial La Pirámide (Chaco).

El gobernador debe cancelar la ejecución de los permisos ya otorgados en zonas protegidas y  definir un plan de reforestación para los desmontes realizados de manera ilegal”, agregó Cruz.