#SalváAlChaco

Salvemos los bosques del Chaco

Participá

Greenpeace repudia y responsabiliza al Gobierno de Chaco por la agresión realizada por la policía provincial a una integrante de la agrupación Somos Monte. La víctima del hecho fue arrojada al piso y golpeada en la cabeza, mientras se manifestaba pacíficamente por el cese de los desmontes luego de que las inundaciones volvieran a azotar la provincia. El hecho aconteció anoche frente al edificio de Canal 9, mientras el Gobernador Domingo Peppo era entrevistado en el noticiero central.

Noemí Cruz, coordinadora de la campaña de bosques de Greenpeace, sostuvo: “El gobierno se enfrenta con quienes defienden el monte en lugar de penalizar a los que desmontan en zonas protegidas por la Ley de Bosques. Sin embargo, la gente continuará reclamando de manera pacífica que detengan estos crímenes ambientales. Es lamentable que el mismo gobernador afirme que el desmonte está paralizado, cuando él sabe que las topadoras siguen avanzando y no las detienen ni las inundaciones. Seguiremos exigiendo que frenen los desmontes en las zonas que la ley determinó a protegerse.”

La ONG ambientalista y Somos Monte Chaco están denunciando el desmonte ilegal en la provincia. Chaco es la provincia donde más bosques se destruyeron durante los últimos tres años, con un considerable aumento de los desmontes ilegales: más de la mitad de la deforestación se realizó en zonas protegidas por la Ley de Bosques (54.327 de las 103.908 hectáreas desmontadas).

Por la presión pública, el gobernador Domingo Peppo emitió en enero el decreto 298/19 para derogar permisos de desmontes sobre bosques nativos protegidos. Sin embargo, Greenpeace detectó mediante imágenes satelitales que los desmontes continuaron, por lo que solicitó la suspensión de los mismos en zonas previamente recategorizadas y un plan de reforestación para las zonas afectadas.