El Mocase denunció hoy que Cariló Olaiz, representante de la secretaría de Tierras y Derechos Humanos de la organización, fue detenido sin orden de arresto y sin notificar a los familiares presentes en la vivienda. 
De acuerdo a información del Mocase, Cariló supo que la detención estaba relacionada con una denuncia del empresario agropecuario Orlando Canido, dueño de la empresa de gaseosas Manaos. El movimiento exige que se asegure la integridad física y la liberación de Cariló. 

Greenpeace, a su vez, ha denunciado en reiteradas oportunidades a Canido, por arrasar ilegalmente con 500 hectáreas de bosque en Santiago del Estero en una finca donde viven 60 familias campesinas e indígenas. Aún cuando en 2014 la Dirección de Bosques de la provincia suspendió su proyecto de desmontar casi 4.000 hectáreas en territorio indígena el empresario se burló las regulaciones y avanzó sin realizar una audiencia pública.  Desde entonces, los habitantes de las tierras denunciaron ataques de grupos armados a las órdenes de Canido incluyendo incendios, disparos a vehículos y un tiro en la pierna a un campesino.