Want to do more?
#DestruirBosquesEsUnCrimen Exigí deforestación cero

Un monitoreo satelital de Greenpeace demostró que Chaco, por el avance de la producción agropecuaria, es la provincia con más pérdidas de bosques nativos.

Participá ×

Greenpeace advirtió que el establecimiento en la provincia de Santiago del Estero de granjas industriales de cerdos con destino a China generará un crecimiento exponencial de la demanda de maíz y soja para alimentarlos, lo que provocará el aumento de la deforestación y de los desalojos de campesinos.

El inminente acuerdo con el país asiático implica, según informaron fuentes oficiales, la instalación de 25 granjas industriales con el objetivo de exportar 900.000 toneladas de carne porcina en cuatro años. El secretario de Relaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Jorge Neme, recientemente confirmó que al menos 2 de esas granjas se ubicarán en Santiago del Estero, buscando agregar valor al maíz y la soja que se cosechan allí, y así reducir el costo de flete al puerto para su exportación.

Santiago del Estero es la provincia donde más se deforestó en las últimas dos décadas, por el avance descontrolado de la producción agropecuaria. La instalación de estas granjas porcinas implica mayor presión sobre sus bosques y los de la región, ya que aumentará significativamente la demanda de maíz y soja para alimentarlos. Es fundamental prohibir y penalizar los desmontes”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Según datos oficiales, entre 1998 y 2018 en Santiago del Estero se perdieron 1.879.982 hectáreas de bosques nativos. Por su parte, durante el mismo período la superficie sembrada de maíz en esa provincia aumentó en 633.400 hectáreas; mientras que la superficie sembrada de soja creció en 748.772 hectáreas.

El monitoreo de deforestación en el norte del país que realiza Greenpeace mediante la comparación de imágenes satelitales reveló que, a pesar de las restricciones impuestas por la cuarentena por la pandemia de Covid-19, entre el 15 de marzo y el 31 de julio de este año se desmontaron 29.229 hectáreas (Santiago del Estero 12.488, Salta 7.755, Formosa 5.294 y Chaco 3.692).

En Santiago del Estero se perdieron 1.879.982 hectáreas de bosques nativos entre 1998 y 2018 e incluso durante estos meses de aislamiento, se deforestaron 12.488 hectáreas, según monitoreos de Greenpeace a partir de la comparación de imágenes satelitales.

“Donde quedan bosques en Santiago del Estero es porque allí hay campesinos que los defienden y viven de ellos en forma sustentable. Lamentablemente la mayoría no pudo acceder a los títulos de sus tierras. El aumento de los desmontes que producirá la instalación de estas granjas generará también más desalojos de comunidades”, advirtió Giardini.

Organizaciones campesinas e indígenas de todo el país nucleadas en el Foro Nacional por un Programa Agrario Soberano y Popular señalaron que “el Acuerdo que se negocia no es sustentable en lo sanitario ni en lo ambiental y que creará un sector concentrado de la cadena de valor porcina que no contribuye a la democratización de la economía”. (1)

Frente a la crisis climática, Greenpeace viene reclamando a nivel global la necesidad de reducir el consumo de carne y que su producción se realice en forma agroecológica. Este acuerdo va a contramano de dichos principios, en tanto implicará un aumento exponencial del actual stock porcino, realizado bajo métodos no sustentables, y generará más presión sobre ecosistemas frágiles

Nota: 1) http://foroagrario.org/sobre-el-acuerdo-con-china-para-la-cria-industrial-de-cerdos-para-la-exportacion/