#MejorSinPlásticos

Colombia #MejorSinPlásticos

Involúcrate

Presente en la audiencia pública del proyecto de ley que busca prohibir la fabricación, importación, venta y distribución de plásticos de un solo uso, la organización ambientalista Greenpeace se pronunció sobre la necesidad de reducir el consumo  y la producción de plásticos de un solo uso, reconoció al movimiento ciudadano de más de cien mil colombianos que quieren una Colombia sin plásticos, y criticó la postura del Ministerio de Ambiente -entidad que afirma que este proyecto de ley no es necesario e insiste con la idea única del reciclaje- y los argumentos de Acoplasticos (Asociación Colombiana de Industrias Plásticas) en contra de la iniciativa legislativa.

Un reciente estudio de CIEL (Centro Internacional de Derecho Ambiental) arrojó cifras alarmantes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción de plásticos. “En 2019, la producción de plásticos emitirá tantos gases de efecto invernadero como 189 centrales de carbón. Es una cifra alarmante e inédita. Por eso, nos llama la atención la postura del ministerio: lo innecesario es la producción y el consumo desmedido de plásticos de uso único, no un proyecto de ley que busca proteger al país de la invasión plástica y su impacto en el cambio climático”, dijo Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia. Cada colombiano consume 24 kilos de plástico al año, es decir, 1.250.000 de toneladas anuales, y al menos el 56% son plásticos de uso único. “Los números hablan por sí mismos. Es momento para detener el plástico desde el origen, y ratificar el acuerdo que Colombia firmó en la ONU para disminuir su consumo y producción para 2030. El reciclaje no es suficiente, aunque sea una actividad positiva”.

Mientras la Unión Europea y ciudades como Nueva York, Buenos Aires y Ciudad de México, la comuna de Providencia en Chile, la ciudad costera Mar del Plata en Argentina y países africanos avanzan con legislaciones que prohíben o limitan los plásticos de un solo uso, en Colombia Acoplásticos presentó una demanda contra la medida que la Alcaldía de Santa Marta tomó contra el uso de plásticos de uso simple. La industria criticó la medida y señaló que “generaría efectos indeseados, en términos sociales, económicos e incluso ambientales” y que “en ningún país del mundo, se ha planteado, y mucho menos aprobado, una prohibición de artículos plásticos de este alcance”. “La industria continúa dando argumentos que no son acertados: el objetivo central es lograr un debate más profundo entre el gobierno, las industrias y la ciudadanía sobre la reducción de plástico. Además, cada vez más ciudades se suman a la prohibición y reducción de plásticos de uso único”, agregó Gómez.

”Es urgente que la migración vaya hacia la reducción de consumo del plástico y a la eliminación de los de uso único. Es una realidad que el reciclaje no alcanza, ya que no todos los plásticos de uso único son reciclados: a nivel mundial, solo se recicla un 9% según datos de la ONU. Tenemos que promover una tendencia que vaya hacia la reducción”, finalizó Gómez.

 

Más información

La huella plástica en Colombia:

– Cada colombiano consume 24 kilos de plástico al año. O sea, 1.250.000 de toneladas para el país. Al menos el 56% son plásticos de uso único.

– Los ríos Magdalena y Amazonas se encuentran entre los 20 más contaminados por plásticos en el mundo.

– Un colombiano habrá producido aproximadamente 1,8 toneladas de residuos plásticos al final de los 77 años de expectativa de vida. En un escenario óptimo, sólo 162 kg serán reciclados.

45.229.240 bolsas plásticas se consumen al mes en Bogotá (fuente FENALCO).