Want to do more?
#Océanos Protege los océanos del mundo

Hagamos que el 30% de los océanos de nuestro planeta sean protegidos como santuarios marinos para antes del 2030. ¡Es nuestro momento de hacer historia!

Participa ×

En una expedición a la Antártida llamada “De Polo a Polo”, Greenpeace, con el apoyo de personas científicas, identificó disminuciones drásticas en las colonias de pingüinos, con pérdidas de hasta 77%. ¿Su mayor amenaza? El cambio climático. ¿La solución? ¡Proteger los océanos! Únete a esta petición.

Según se constató durante la expedición y se dio a conocer por medio de un comunicado, las colonias de pingüinos barbijo han pasado de 122 mil 550 parejas reproductoras a 52 mil 786 en los últimos 50 años. 

Steven Forrest On  Anvers Island. © Christian Åslund / Greenpeace
Greenpeace investiga los impactos del cambio climático en islas de la Antártida © Christian Åslund / Greenpeace

Las causas de la pérdida de esas y otras familias de pingüinos es que la temperatura del océano Austral ha cambiado especialmente en el último medio siglo, lo que afecta la cadena alimentaria y el ecosistema de estas especies. 

De acuerdo con lo que observó la Dra. Heather J. Lynch, investigadora principal de la expedición y Catedrática de Ecología y Evolución de la Universidad de Stony Brook de Nueva York. el pasado 6 de febrero, la Antártida alcanzó los 18,3ºC, según las mediciones de la base argentina Esperanza. El récord anterior, de 17,5ºC, fue de marzo del 2015.

Los cambios de temperatura provocan deshielo estacional y desprendimientos. El hielo juega un papel muy importante en el proceso de reproducción para diversas especies de pingüinos de la Antártida, también representa un lugar para descansar y evitar a los predadores que los acechan durante los largos viajes de alimentación, de acuerdo con el informe Protección de los pingüinos del mundo.

Pingüinos en la Antártida. ¿Cómo les afecta el cambio climático?
Pingüinos en la Antártida. ¿Cómo les afecta el cambio climático? © Abbie Trayler-Smith / Greenpeace

¿Por qué esto debería importarnos?

Los pingüinos son parte de los ecosistemas. Sin ellos, todos los ecosistemas marinos (muchos aún desconocidos para la humanidad) podrían extinguirse y afectar a todo el planeta. ¡No dejemos que esto siga avanzando! Alcemos la voz.

Los gobiernos ya trabajan en un Tratado Global de los Océanos. Si lo hacen bien, abrirán la puerta a una vasta red de santuarios oceánicos, que podrían proteger más de un tercio de los mares del mundo. El plan es proteger 30% de los ecosistemas marinos para 2030. Este tratado podría aprobarse próximamente en Nueva York.

Nuestros océanos sostienen toda la vida en la Tierra, ahora nos necesitan para protegerlos. Firma la petición.