Urban Revolution Viaduct Protest in Mexico. © Argelia Zacatzi
Want to do more?
#ContaminaciónDelAire #Transporte Exige transporte seguro y sin contaminación del aire

Exijamos más y mejor transporte que nos ayude a mejorar el aire que respiramos en nuestras ciudades

Participa ×

Gozar de un transporte público digno y de calidad es clave para garantizar la seguridad y la vida libre de violencia para las mujeres en México. ¡Exige transporte seguro!

Las personas Del Valle de México pasan en promedio hasta dos horas en el transporte público en trayectos que van de un municipio a otro dentro del Estado de México, o de la periferia de la entidad mexiquense hacia la CDMX. 

Las mujeres representan 51% de quienes realizan viajes en transporte público entre semana y fin de semana en el Valle de México y en la CDMX, de acuerdo con datos de la Encuesta Origen- Destino del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

Mujeres en transporte. ¡Exijamos espacios seguros!
Mujeres en el transporte público de la Ciudad de México

¿Cuál es el grado de violencia que sufren las mujeres en el transporte público?

En la capital, las mujeres realizan aproximadamente 10 millones de desplazamientos al día, de los cuales el 73.9% son en transporte público, donde –según datos de ONU Mujeres– nueve de cada diez mujeres han sufrido actos de violencia, como acoso sexual.

Un informe que elaboró un grupo de expertas en 2018 para saber la situación de violencia contra las mujeres en la CDMX, señaló que en la capital, el transporte público es el segundo lugar donde más ocurre la violencia contra las mujeres: pues al menos 19.2% de las capitalinas ha sido violentada en él.

¿Tiene alguna relación la forma en la que se planea la movilidad en las ciudades y la violencia contra las mujeres? Definitivamente sí. 

La planeación de las ciudades, que responde a una lógica patriarcal, privilegia las necesidades de los hombres y generalmente deja fuera las necesidades y experiencia de vida de las mujeres. 

Por ejemplo, de acuerdo con el texto Urbanismo desde la perspectiva de género. Buenas prácticas con perspectiva de derechos humanos, los sistemas de movilidad eligen rutas y horarios con base en quienes realizan trabajo remunerado, que son 60% por ciento hombres. Esto deja fuera a las más de 27 millones de mujeres que no reciben un pago por su trabajo, pero que se encargan de tareas domésticas y reproductivas y cuyos desplazamientos son más complejos” y tienen más diversidad de horarios. 

Esta exclusión de los espacios públicos, que es una violación al derecho humano de las mujeres a la movilidad, da como resultado que se restrinjan otros derechos para ellas, como es la educación, la salud, la vivienda y a la vida libre de violencia. 

9 de cada 10 mujeres han sufrido violencia en el transporte público
9 de cada 10 mujeres han sufrido violencia en el transporte público

Al final, las mujeres se ven obligadas a abandonar estos espacios por faltas de garantía para ellas. Según los estudios previamente citados, las mujeres representan 70% de quienes usan taxis para sus desplazamientos, esto a pesar de que son más costosos, ya que muchas veces ellas no cuentan con otras opciones de movilidad. 

Garantizar transportes y traslados seguros, eficientes, de calidad, con rutas variadas, y no contaminantes, es clave para frenar la violencia contra las mujeres en todo el país, principalmente en el Estado de México, que ha sido señalada como una de las entidades con más casos de feminicidio.  ¡Exige transporte seguro!

Súmate y exige transporte seguro y eficiente en tu ciudad