El pasado 10 de agosto un jurado de San Francisco, California encontró a Monsanto culpable por causar cáncer a un hombre con su herbicida Roundup. Deberá pagar US$289 millones por daños y perjuicios al señor Dewayne Johnson.

La demanda presentada por Johnson alegó que el herbicida Roundup, cuyo componente activo es el peligroso glifosato, le causó cáncer y lamentablemente se encuentra en fase terminal.

roundup

 

Greenpeace Mexico se congratula de esta sentencia y espera que siente un precedente para el resto de las personas que alrededor del mundo han demandado a la compañía por omitir información acerca de los riesgos de este herbicida. A futuro este tipo de agroquímicos y otros tantos que son considerados altamente peligrosos tendrían que prohibirse y retirarse del mercado.

Vale la pena recordar que en marzo de 2015 la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), había advertido que el glifosato, uno de los herbicidas más usados a nivel mundial en el cultivo de transgénicos, puede causar cáncer en los humanos. 

En el caso de México, estos casos refuerzan la lucha de las comunidades mayas en contra de un permiso otorgado a Monsanto en 2012 para la siembra comercial de soya transgénica en la Península de Yucatán; y en contra de quienes amenazan los derechos humanos, la biodiversidad, el planeta y la alimentación sana, ya sea una empresa o todo un modelo de agricultura industrial.

Este modelo, además de contaminar los mantos freáticos de poblaciones enteras, de fomentar la deforestación de la selva maya, de dañar la salud de pobladores y la flora y fauna de la región incluyendo las abejas con el uso de agrotóxicos y transgénicos, ha beneficiado a la industria y empresas como Monsanto, que atenta contra las comunidades mayas y el libre ejercicio de sus derechos indígenas. Y por si fuera poco, considera que el interés de las y los consumidores por contar con un etiquetado que advierta si los productos contienen o no organismos genéticamente modificados (OGM) es un acto de discriminación a la mercancía y no un derecho a saber y a elegir.

península

¡Sigamos luchando por un modelo de agricultura ecológica!

Comentarios

Deja tu Comentario

Discussion

Close