Want to do more?
#ConsumoResponsable #Océanos #Plásticos ¡Libérate del plástico!

¡Exijamos leyes que prohiban los plásticos de un solo uso! Las corporaciones evaden su responsabilidad porque no existe un marco que las regule. Desplastifiquemos México.

Participa ×

Las grandes refresqueras del mundo rompen su relación con la Asociación de la Industria del Plástico en Estados Unidos, las que han hecho intenso lobby contras las iniciativas de prohibiciones de los plásticos de un solo uso en el país del norte. Coca-Cola y PepsiCo han informado a Greenpeace Estados Unidos que planean terminar su relación con estas asociaciones de industriales del plástico, quienes han trabajado duro para que las prohibiciones no tengan efecto en diferentes estados del país norteamericano.

“Las empresas entienden que no pueden decir públicamente que quieren poner fin a la contaminación plástica al tiempo que apoyan financieramente a una asociación que presiona por nuestra continua dependencia de los plásticos desechables”, dijo John Hocevar, director de la campaña de océanos de Greenpeace Estados Unidos. “Esta es una victoria para cada persona que se manifestó y pidió a Coca-Cola y PepsiCo predicar con el ejemplo diciéndole a la Asociación de la Industria del Plástico que deje de oponerse a los esfuerzos de reducción de plástico”.

Acción contra el plástico de un solo uso en Ciudad de México © Greenpeace

Acción contra el plástico de un solo uso en Ciudad de México

“Como hemos visto con empresas que abandonaron el American Legislative Exchange Council (ALEC) en los últimos años, cuando las empresas comienzan a defender sus valores, estos grupos que sirven de fachada para oponerse al cambio, pierden poder sobre los esfuerzos de cabildeo local”, dijo Hocevar. “La Asociación de la Industria del Plástico está desesperada a medida que los gobiernos y las empresas continúan dándose cuenta de que la tendencia sobre los plásticos desechables ha cambiado”.

En México nuestra realidad no es diferente, la Asociación de industriales del plástico (ANIPAC-ANIQ), se ha empeñado en culpar a los ciudadanos del impacto de la contaminación por plásticos en nuestro medio ambiente, aludiendo a la falta de cultura y educación de la ciudadanía e incentivando a que las soluciones pasen por mecanismos de post consumo mediante la mejor disposición final de los residuos, jornadas de limpiezas y el fortalecimiento del reciclaje y no sobre la verdadera causa del problema, la cultura de usar y tirar que se basa en la producción indiscriminada de desechables plásticos de un solo o pocos usos.

“Esperamos que estas medidas no se queden solo en países desarrollados y que las refresqueras más grandes del mundo Coca-Cola y PepsiCO comiencen a deshacerse de su relación con los industriales del plástico a nivel mundial, pues estos buscan incidir en la política para velar por sus intereses y no por el bien común”, señaló Miguel Rivas coordinador de la campaña de Océanos sin plásticos de Greenpeace en México.

Greenpeace continuará su campaña para que las compañías reduzcan y eventualmente eliminen los plásticos de un solo uso. Sin embargo, pese a la manifiesta intención de estas compañías refresqueras por reducir su huella plástica, ninguna ha presentado una estrategia integral de solución y en México continúan financiando empresas y asociaciones como ECOCE afiliadas de la industria del plástico que promueven falsas soluciones y se oponen a los cambios legislativos que benefician a sus consumidores.