Oil
Want to do more?
#EmergenciaClimática #Energía No al bloqueo de Energías Renovables en México

Que no se prioricen combustibles fósiles altamente contaminantes como el combustóleo, el carbón y el gas natural para producir la energía que necesitamos, sobre fuentes…

Participa ×

La organización ambientalista busca proteger los derechos humanos al medio ambiente sano y a la salud

El Juzgado Primero reconoce que como asociación encargada de proteger el medio ambiente, Greenpeace puede reclamar que las reformas retrasan de forma indeterminada la descarbonización de la producción eléctrica y el  cumplimiento a los compromisos internacionales en materia de cambio climático

Ciudad de México, 23 de marzo, 2021.- El Juez primero de distrito en materia administrativa, especializado en competencia económica, telecomunicaciones y radiodifusión, Rodrigo De la Peza López Figueroa, otorgó a Greenpeace México una suspensión provisional contra la aplicación de las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, por sus posibles efectos negativos en los derechos humanos a la salud y al medio ambiente sano.

El juzgador otorgó la suspensión provisional, al considerar válidos los argumentos de la demanda presentada por Greenpeace México A.C., en donde se solicita considerar inconstitucionales las reformas a la LIE porque podrían vulnerar los derechos humanos colectivos cuya protección es de interés público, específicamente en cuanto a los derechos a la protección a la salud y al medio ambiente sano.

El juez apuntó que “el Estado se encuentra obligado a no emitir disposiciones que vayan en contra del progreso que se haya alcanzado en materia de protección ambiental, tomando en cuenta las posibilidades y recursos estatales”.

Esta suspensión provisional, con número de expediente 135/2021, deja sin efectos momentáneamente las modificaciones a la LIE, en tanto se desahoga la audiencia incidental fijada por el juzgador para el próximo 25 de marzo, cuando se aportarán mayores elementos sobre el tema.

Al respecto, María Colín, especialista en derecho ambiental de Greenpeace México, indicó que la solicitud de amparo presentada por esta organización ambientalista, busca proteger los derechos humanos a la salud y al medio ambiente sanos, consagrados en el artículo 4 de la Constitución ya que con las modificaciones a la LIE aprobadas recientemente, se abre la puerta a producir electricidad a partir de combustibles fósiles como el combustóleo, entre otros, que resultan sumamente dañinos para la población y para el medio ambiente.

María Colín advirtió que “a diferencia de las suspensiones definitivas que han obtenido varias empresas en sus respectivos amparos, la solicitud de amparo de Greenpeace México no incluyó los artículos cuarto y quinto transitorios de las modificaciones a la LIE, referentes a permisos de autoabastecimiento y contratos de compromiso de capacidad de generación de energía eléctrica y compraventa de energía”.

Esta suspensión también tiene efectos generales, “en virtud de que la afectación producida por la eventual ejecución de los actos reclamados sería de naturaleza ambiental y de salud”, y esta “es la única manera de impedir los efectos y consecuencias de los actos reclamados en perjuicio de la colectividad”.

Colín recordó que el combustóleo ha sido prohibido en prácticamente todo el mundo. Es el residuo que queda después de refinar petróleo crudo y al quemarse produce partículas de dióxido de azufre (SO2). Abunda en México porque ya no encuentra espacio en el mercado internacional.

Finalmente, Greenpeace México insistió en que las autoridades investiguen y castiguen eventuales actos irregulares o ilícitos en que hubiesen incurrido empresas o funcionarios públicos al entregar en el pasado concesiones para operar parques privados generadores de electricidad. Y enfatizó que no se opone al fortalecimiento de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y es fundamental que se impulsen y gestionen las energías renovables con total respeto a derechos humanos.

Mayor Información: Coordinación de Medios de Greenpeace México, con Juan Carlos Villarruel al correo [email protected] o al teléfono 5570514118