Want to do more?
#ConsumoResponsable #Plásticos ¡Libérate del plástico!

¡Exijamos leyes que prohiban los plásticos de un solo uso! Las corporaciones evaden su responsabilidad porque no existe un marco que las regule. Desplastifiquemos México.

Participa ×
  • La AMSP se deslinda totalmente de este dictamen; prefiere que no se apruebe

Ciudad de México, 20 de abril 2020.- Las Comisiones unidas de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, y de Estudios Legislativos del Senado de la República tienen la oportunidad y el deber de rectificar el texto del dictamen de modificaciones a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) en materia de plásticos de un solo uso ya que el actual solo beneficia a la industria en lugar de representar una regulación efectiva para detener la contaminación por plásticos.

Después de una minuciosa revisión del dictamen que le fue compartido a integrantes de la Alianza México Sin Plástico como parte de los grupos que han trabajado en los parlamentos abiertos sobre esta regulación,  manifestamos nuestra preocupación porque la mayor parte de su contenido no solo es inadecuado e insuficiente sino que además, presenta vicios e imprecisiones que podrían complicar su implementación.

“Junto con el dictamen se nos informó que sería presentado para su aprobación este 19 de abril, pero no fue así. Celebramos esta decisión ya que si bien es urgente contar con una regulación federal en la materia, de nada sirve si está redactada en función de los intereses de la industria y no del cuidado y protección del medio ambiente, por ello confiamos en que decidieron no discutirla para mejorarla y no para hacerlo en fast track en algún momento de lo que queda del actual periodo de sesiones, por lo que estamos en alerta”, señaló Ornela Garelli, especialista en Consumo responsable y cambio climático de Greenpeace México.

“El sistema político en México, nuevamente muestra su cara perversa, ambigua y de doble moral. Con sus honrosas excepciones, senadores miembros de la Comisión de Medio Ambiente, pretenden sacar una reforma a la Ley General de Residuos que evita, a toda costa, prevenir y disminuir la producción de plásticos desechables y eliminar así la contaminación plástica. Bajo el argumento de que la solución es el reciclaje por medio de una mal interpretada “economía circular”, no se toma en cuenta que en México solo existe la capacidad instalada para reciclar el 5% de todos los plásticos desechables, y se evita dotar de mayores responsabilidades a la industria para la reducción, tratamiento y confinamiento de los plásticos de un solo uso que acabarán convirtiéndose en desecho”, advirtió Esteban García-Peña Valenzuela,de Oceana México

Asimismo, las metas que establece el dictamen en términos de prohibición de plásticos, de acopio, de reciclaje, son metas sin plazos y sin sustento, ya que  no hay una línea base ni registro que pueda permitir medir los avances, además de que no se establecen responsabilidades ni consecuencias para quien no cumpla.

“Desde la sociedad civil exigimos a las y los senadores no aprobar este dictamen, ya que en la forma en que está redactado beneficia a una industria que no tiene ninguna intención de cambiar ni de asumir responsabilidades en beneficio del planeta, además de darle “ganancias” rápidas a los legisladores, ávidos de promoverse en tiempos electorales. Por esto, su aprobación tendría importantes repercusiones negativas para los avances ya logrados en el país, como son las prohibiciones estatales de productos plásticos desechables; para la gestión de residuos, ya que privilegia su aprovechamiento en lugar de la prevención; e impulsa una mayor incineración, co-procesamiento o termovalorización de residuos, de nuevo en beneficio de las empresas del sector. Por todo ello, nos causa gran indignación que la Comisión de Medio Ambiente del Senado busque aprobar un dictamen que no solo no frena el problema de la contaminación plástica, sino que incide también en el cambio climático que de hecho debería combatir”, recalcó Garelli.

Un sin número de reuniones, talleres y encuentros de parlamento abierto, donde expertos, sociedad civil y el propio Gobierno Federal advertimos sobre los riesgos al ambiente y a la salud de esta contaminación, no fueron suficientes para que las y los senadores miembros de esta comisión, legislaran en favor del bienestar público. Peor aún, no obstante sus plataformas y pregones sobre protección ecológica, bienestar para el pueblo y justicia para todos, acabaron sucumbiendo ante el poder y los intereses de la industria”, abundó García-Peña Valenzuela.

Es particularmente decepcionante la actitud del presidente de la Comisión, Raúl Bolaños-Cacho Cué, legislador por parte del Partido Verde Ecologista de México, quien montó una simulación de diálogo con los representantes de la sociedad civil y los expertos con quienes ha inculplido sistemáticamente los compromisos de escucha y de tomar en cuenta las observaciones señaladas.

Por su parte, José Manuel Arias Rodríguez, de la Asociación Ecológica Santo Tomas A.C. mencionó que “desde la sociedad civil nos preocupa la actitud que asume el Senado de la República en la iniciativa que hoy cuestionamos, ya que por un lado ofrece facilidades y apoyos a los productores de residuos mientras propone trasladar mayor carga económica a los ciudadanos y gobiernos subnacionales. En la iniciativa que se nos dieron a conocer, se excluye a los recicladores de base, los conocidos popularmente como pepenadores, que de manera voluntaria asumen las responsabilidades de los productores sin ninguna retribución por su trabajo, algo que organismos internacionales han señalado que debe ser parte de una ley que busque reglamentar la responsabilidad extendida del productor”.

Finalmente, siendo una voz de los estados, como representante de la Alianza #Desplastifícate en Baja California Sur, que han trabajado por más de dos años en el desarrollo de decretos y normas técnicas, en coordinación con la comunidad, empresas, autoridades estatales y municipales, en la aplicación e instrumentación para la reducción de productos plásticos, Mayra Victoria Guerrero, indicó que “este dictamen, traerá una fuerte repercusión en los avances ya realizados, un fuerte impacto a los mares, que en el caso de muchos estados es clave para su desarrollo económico,  se está beneficiando a las empresas que producen estos productos y no están pensando en los avances ya realizados”.

Por lo tanto desde la Alianza México Sin Plástico exigimos la no aprobación a las modificaciones que se quieren realizar al dictamen de la LGPGIR, y  hacemos un llamado a las autoridades ambientales de los estados, a la SEMARNAT y a otros actores que se verían afectados por este dictamen, a sumar su voz y presión a la de la sociedad civil para que las y los senadores nos escuchen más fuerte y tengan claro que este dictamen, tal como está redactado  no debe aprobarse.

Para mayor información comunicarse a la coordinación de medios de Greenpeace México al 5534313544 y al correo [email protected]

 .

https://us02web.zoom.us/j/88983160550?pwd=YmpsUmlqbC81eFAxQm9DdmNIL0dmUT09