#YaguaretésAlLímite

Yaguaretés al borde de la extinción

Participá

Los bancos son extremadamente sensibles a los escándalos. Por ello puede resultar extraño que uno de los bancos más conocidos del país esté completamente vinculado a la deforestación de bosques nativos que son hogar del yaguareté. Pero eso es precisamente lo que expone nuestra última investigación “El sacrificio de los bosques del Gran Chaco”.

El Banco Hipotecario no escatima en hacer públicas sus  políticas de sustentabilidad. De hecho,  sostiene en su sitio web (reporte de sustentabilidad 2017) “al momento de evaluar y seleccionar a los proveedores con los cuales trabajamos, tenemos en cuenta su compromiso social y medio ambiental” y “Consideramos el cuidado del medio ambiente como un valor en sí mismo a tener en cuenta de acuerdo al impacto de nuestro negocio”.

Sin embargo, el banco es subsidiario de una empresa con un gran interés en la ganadería intensiva para exportar grandes cuotas de carne a mercados de Europa e Israel: sus principales accionistas y directores son Eduardo Elsztain y Alejandro Elsztain, los directores de CRESUD S.A., un gigante agropecuario en América Latina, con negocios en Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay donde poseen más de 800.000 hectáreas de bosques.  Exactamente los territorios en donde vive el yaguareté, que depende absolutamente de los bosques para vivir.

Después de realizar un análisis de imágenes satelitales que toman un período de 20 años (comparando una imagen satelital de 1998 con otra de 2018) en los campos de Cresud en la provincia de Salta se evidencian los cambios en el uso del suelo en la cobertura del paisaje y se observa que deforestaron la inmensa cantidad de 120.000 hectáreas de bosques (6 veces el tamaño de la ciudad de Buenos Aires) durante esos 20 años. Es muchísimo y muy rápido.

Campos de Cresud 1998

 Campos de Cresud 2018

No solo eso sino que además la empresa sigue desmontando ahora mismo. Y si arrasan con  los bosques que aún quedan en sus fincas (170.000 hectáreas) significará una sentencia de muerte a los yaguaretés de la región.

Desmontes en campo de Cresud- Agosto 2019

 

En gran medida la destrucción de nuestros bosques para realizar ganadería intensiva para exportar  (alimentar a pollos y cerdos de China y Europa; o para que consumidores de europa disfruten de un jugoso bife argentino) está llevando al borde de la extinción a los últimos 20 yaguaretés del Gran Chaco.

Si presionamos juntos en este momento, podemos exponer su hipocresía ante las personas de todo el mundo, incluidos sus clientes,y  podemos lograr que cambien. 

En otros países bancos como HSBC o Santander cortaron relaciones con proveedores irresponsables (que destruían  bosques en Indonesia) cuando miles de personas los denunciaron públicamente. Creemos que el Banco Hipotecario no quiere que sus clientes vean yaguaretés agonizando ni bosques destruidos cuando miren sus tarjetas de crédito  o su estado de cuenta bancaria.

Cuantos seamos más quienes firmemos la petición para hacerles nuestro reclamo, más presión sentirá el banco ante el escándalo.  Un desmonte nunca es una actividad sustentable. 

¡Actuá ahora para proteger al yaguareté ! FIRMÁ la petición para frenar la destrucción de los bosques que son su hogar.

¿Ya firmaste? Compartí la petición por Whatsapp entre todos tus amigos: