Want to do more?
Involúcrate ×

Como “una maniobra desesperada y vergonzosa que atenta contra la salud de todos los colombianos” calificó la ONG ambientalista Greenpeace una reservada carta (1) que la Asociación Colombiana de Fibras (Ascolfibras) envió al presidente del Senado y que pretende ejercer lobby sobre los congresistas a fin de poner trabas al proyecto legislativo que busca prohibir el uso y comercialización de asbesto en Colombia, sustancia tóxica que cada año es responsable de la muerte de más de 300 personas en el país.

En la misiva dirigida al presidente del Senado -fechada el 30 de abril y a la cual tuvo acceso Greenpeace-, Jorge Hernán Estrada, presidente ejecutivo de Ascolfibras, plantea que “debemos rechazar el linchamiento y condena mediática que sin fundamento se ha querido hacer contra alguna de las empresas que se han atrevido con argumentos a cuestionar el proyecto en cuestión”.

Estamos sorprendidos e impactados por la falta de empatía que revela esta carta con la salud de los colombianos y el dolor de los familiares de las víctimas de la mortal sustancia. Para Ascolfibras no es suficiente el testimonio de los familiares de víctimas ni los contundentes estudios internacionales que dan cuenta de sus nefastas y mortales consecuencias. ¿Qué más necesitan para entender que no pueden seguir muriendo más de 300 colombianos cada año por culpa del asbesto? Esperamos que ninguno de estos desesperados intentos de lobby sobre los congresistas influya en la necesidad de prohibir de una buena vez la sustancia en el país. Está en sus manos la oportunidad de hacer historia y librar a Colombia del asbesto”, dijo Silvia Gómez, coordinadora de Greenpeace en Colombia.

Notas:

1- Carta de Ascolfibras al presidente del Senado