Want to do more?
Involúcrate ×

Ante la ratificación de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, sobre la Declaratoria de Emergencia Climática, Greenpeace expresó que es un momento histórico para la ciudad  y debe servir como precedente para toda Colombia. Además,  celebró la declaración, aseguró que es un primer paso en la lucha contra los efectos del cambio climático pero  que aún hay mucho camino por recorrer.

Para la organización ecologista esta decisión del consejo y ahora de la alcaldía implica ser consistente con el compromiso de Colombia en el Acuerdo de París, de reducir 51% los gases de efecto invernadero a 2030 y convertirse en promotora para que otras ciudades se unan a la misma declaratoria. Asimismo, para Greenpeace, este proyecto significa que el país puede ser consecuente al llamado de la ONU, que busca que los gobiernos del mundo declaren “estado de emergencia climática” para lograr la neutralidad del carbón. 

Esta declaratoria coloca a nuestra ciudad como pionera en el desarrollo de estrategias de acción reales, vinculantes, y con el presupuesto necesario para fomentar el bienestar de sus ciudadanos, la salud y la protección del medio ambiente” declaró Silvia Gomez, directora nacional de Greenpeace Colombia. “A partir de hoy, Bogotá puede garantizar protección y ampliación de áreas verdes que ayuden a regular el clima, a brindar aire, y proteger la diversidad”. 

Es un gran primer paso para construir las ciudades que queremos. Es necesario que las instituciones involucradas asuman sus responsabilidades y compromisos, así como es vital reclamar la implementación efectiva de los mandatos consignados en la Declaratoria”, agregó Gómez. “Los ciudadanos tenemos la oportunidad y la obligación de reclamar la implementación efectiva de estos mandatos consignados en la Declaratoria de Emergencia Climática. La ampliación y protección de espacios verdes, la producción de alimentos de forma local y sostenible  y una movilidad baja en emisiones en Bogotá, pueden ser una realidad”.