Incendios en el Amazonas
Want to do more?
#Deforestación Protejamos el Amazonas

Greenpeace está exigiendo a las autoridades brasileñas que detengan la expansión de estas prácticas agroindustriales en la selva Amazónica.

Participa ×

Esta semana Brasil se detuvo para dar seguimiento a las noticias sobre los incendios en el Amazonas. Así como nosotros, ustedes deberían estar en estado de alerta sobre los reportes que tristemente hemos registrado este mes de agosto. Se ha escuchado que es posible sentir el humo en las grandes ciudades de la Amazonia, pero también lejos de ella, en el estado de Sao Paulo e incluso en Paraná. 

La llamada “temporada de fuego” no es novedad en Brasil, sin embargo, este año los focos de calor en el Amazonas aumentaron significativamente. De enero al 20 de agosto, el número de incendios en la región se incrementó un 145% en relación al mismo periodo de 2018. 

Incendios en el Amazonas

¿Deforestación e incendios: por qué están conectados? 

 

Los incendios forestales están íntimamente relacionados con el proceso de deforestación. Esto debido a que en la mayoría de las ocasiones el fuego es utilizado para “limpiar” el área después de la tala, preparando la tierra para el ganado. Además, en un círculo vicioso, más allá de la deforestación, los incendios contribuyen al calentamiento global, liberando más CO2 a la atmósfera, alimentando así la emergencia climática.      

El gobierno actual está dando señales claras de que el bosque puede ser talado y nada pasará con los responsables. Aquellos que deforestan y destruyen la Amazonia se sienten alentados por el discurso del gobierno de Bolsonaro el cual, desde que tomó posesión, no ha señalado medidas para frenar la deforestación. Según un informe publicado en el periódico Folha de S. Paulo, entre enero y abril de 2019 hubo una caída del 70% en las operaciones de inspección realizadas en la Amazonia. 

La selva tropical más grande del mundo y toda su biodiversidad están gravemente amenazadas. Eso crea un riesgo para todas y todos, ya que el fuego contribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero, afectando el equilibrio climático del planeta. ¡La destrucción de la Amazonía contribuye seriamente a profundizar la actual crisis climática!

¿Y qué está haciendo Greenpeace al respecto?

 

Con el apoyo de nuestros donantes, todos los años realizamos sobrevuelos de monitoreo en la región amazónica. El año pasado mostramos al mundo los estragos causados por el fuego entre los estados de Amazonas, Acre y Rondônia. Durante la búsqueda, identificamos focos activos especialmente alrededor y dentro de las áreas protegidas, como Tierras Indígenas (TI) y Unidades de Conservación, que representa un riesgo importante para su conservación. 

Desde principios de 2019 hemos estado presionando a las autoridades y denunciando, a través de nuestros canales de comunicación y en la prensa, el avance de la deforestación y el desmantelamiento de la política ambiental de Brasil. Continuamos monitoreando el bosque y apoyando a sus pobladores que, con su modo de vida tradicional, evitan la degradación ambiental. Continuaremos haciendo más y más por la protección del Amazonas. ¡Aún tenemos mucho trabajo por hacer! Entonces, si usted se pregunta cómo puede ayudar a salvar el mundo hoy, la respuesta es: ayudando a Greenpeace.

¡Demuestra ahora mismo que también quiere asegurar el futuro de las próximas generaciones!