Necesitamos acción climática urgente y contundente, tenemos que dejar el petróleo bajo tierra y transitar hacia una economía limpia, sustentable y equitativa. El gobierno tiene…

Participa

Si el distanciamiento social provocando por el Covid-19 te obliga a trabajar en casa por primera vez, no caigas en pánico. Te damos algunos tips para que esta experiencia resulte disfrutable y productiva. 

Primero: hacer home office no es lo peor que te pueda pasar en el mundo; de hecho, es una práctica cada vez más usual en varios empleos, que ayuda a disminuir emisiones contaminantes, a aprovechar mejor el tiempo y las energías del personas, y a reducir gastos de oficina.  

Quitémonos los prejuicios. Trabajar en casa no significa hacer menos o hacer más de lo qué haces cuando estás en una oficina. Al contrario, significa hacer lo mismo pero aprovechar mejor los recursos. 

¿Es tu primera vez haciendo home office? Estos tips te interesarán
¿Es tu primera vez haciendo home office? Estos tips te interesarán

1.- Elige un espacio 

Elige el espacio de tu hogar para trabajar. Busca, en la medida de tus posibilidades, que esté ordenado, que tenga iluminación, que sea cómodo, que motive tu creatividad y, lo más importante, que te permita concentrarte. 

Para esto último, te recomendamos huir de las áreas comunes. Si se te complica concéntrarte no es buena idea trabajar en la sala, en el comedor o la cocina, que son usualmente los espacios de interacción para las familias. Si no hay de otra, puedes usar audífonos para dar a entender al resto que estás fuera de la interacción.

Busca que el espacio que elijas tenga buena señal de internet y de teléfono móvil para que no necesites moverte constantemente. 

2.- Músicas y silencios

Esto depende mucho de tus niveles de concentración. A algunas personas que se distraen fácilmente les funciona el silencio total, al menos mientras redactan o revisan algún documento. Si la música te hace sentir acompañada o acompañado, puede funcionar que pongas música sin letra o algún sonido que te transmita tranquilidad y armonía. 

Home Office, ¿con música o sin música?
Home Office, ¿con música o sin música?

3.- Horarios

Tener horarios de trabajo y de descanso es fundamental. Trabajar en casa no quiere decir que estás disponible las 24 horas del día para responder correos, llamadas o mensajes del trabajo. Tampoco quiere decir que, porque estás en tu hogar, vas a trabajar en un proyecto desde que sale el sol hasta que se mete.

Define horarios para empezar a trabajar. También define periodos de descansos para tomar un desayuno, comer o sólo tomar un respiro. Es fundamental que establezcas y comuniques un horario límite para terminar tus actividades. 

Para revisar si este horario es suficiente, también plantéate metas de trabajo. Si la consigues en el tiempo programado, vas por buen camino; si no lo consigues, intenta extender una hora tus horarios de trabajo pero sin sobrepasar las ocho horas diarias y sin eliminar tus periodos de descanso. 

4.- Agua y comida

Asegúrate de tener cerca de ti una jarra de agua y tu taza de café abastecidas para mantener tu cuerpo hidratado. También busca fruta o una pequeña porción de botanas por si te da hambre, especialmente aquellas que te den energía.

No es recomendable que tomes tus alimentos fuertes frente a la computadora porque esto te resta concentración y no te permite disfrutar plenamente de tu comida. Por eso es importante establecer horarios para el descanso y la alimentación. Intentar respetar esos tiempos en la medida de lo posible te ayudará a alimentarte saludablemente y a terminar más rápido tu trabajo. 

5.- Fuera distractores

Identifica todos esos elementos que te causan distracciones y elimínalos de tu vista. ¿Una vez que prenden la televisión no puedes dejar de verla? ¿Pláticas demasiado con las personas a tu alrededor? ¿Una vez que tomas el celular no puedes soltarlo?

Cada quien conoce sus límites. Se honesta contigo misma y aléjate de esos factores que te impiden trabajar. Por ejemplo, establece horarios para prender el televisor; si no es indispensable, restringe visitas a las redes sociales en tu celular a los periodos de descanso y reduce gradualmente el uso del celular a lo largo del día. 

Crea un espacio adecuado para hacer Home Office
Crea un espacio adecuado para hacer Home Office

6.- Hazlo disfrutable 

Aunque se requiere cierta disciplina y nuevos hábitos, no conviertas tu nuevo espacio de trabajo en un lugar que odies. Al contrario, toma esta oportunidad para crear en tu hogar un espacio ideal para que surjan a borbotones las ideas. 

Puedes decorar ese espacio a tu gusto, con cosas bonitas que detonen tu creatividad y te den placer de sólo verlas: cuadros, cojines, colores, fotografías, mensajes; también puedes hacer aromaterapia o poner sonidos relajantes o música que te haga sentir bien. A veces, sólo se necesita una silla confortable, una mesa en una altura adecuada y un buen café. ¡Tú decides, pero disfrútalo! 

¿Quieres hacer más por el medio ambiente y nuestras campañas? Únete aquí 👇