“Los voluntarios no reciben paga, no porque sean inservibles, sino porque son invaluables.” Sherry Anderson.

Fue en 1985 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas invitó a los gobiernos a hacer visible la contribución de los voluntarios al desarrollo económico y social de los países. Así, surgió una oportunidad para conmemorar los esfuerzos que realizan todos los días las y los voluntarios y las organizaciones civiles.

Hoy 5 de diciembre Día Internacional del Voluntariado, agradecemos y honramos el trabajo desinteresado del voluntariado que día a día, hace de nuestro planeta un mejor lugar para vivir.

Pero, ¿Qué es el voluntariado? Es esa representación de la sociedad civil que trabaja unida, organizada, libre y desinteresadamente para un beneficio común. Es tomar acción ante las necesidades del entorno, es trabajar con la motivación y certeza de que los grandes cambios inician con pequeñas acciones.

El corazón de Greenpeace, late gracias a la fuerza del voluntariado.

Greenpeace y sus logros, no se pueden entender sin la participación del voluntariado; basta con recordar que un pequeño grupo de personas que no tenía un interés económico, pero sí la confianza de que sus acciones lograrían un impacto positivo para el medio ambiente fue el que dio vida a esta organización hace ya, 50 años. Ese grupo de soñadores que sigue inspirando el trabajo de todos los que forman parte del voluntariado alrededor del mundo, que nos recuerda día a día el por qué trabajamos por el medio ambiente, la paz, los derechos humanos y el bienestar común.

 Ser parte del voluntariado de Greenpeace es un sueño hecho realidad, es “poner en práctica nuestros ideales, es enseñar con el ejemplo”, menciona Elitzel González; voluntaria que sueña con un mundo en el que las personas sean más comprensivas, respetuosas y cooperativas consigo mismas, con los de su especie, con otras especies y con su entorno.

“En la vida hay demasiadas cosas más importantes que el dinero, cosas que son invaluables. Todo lo que inviertas como voluntario o voluntaria va a regresar a ti en paz mental, en amistades y contactos, y en muchísimo aprendizaje y experiencia.” 

Foto de Elitzel, voluntaria de Greenpeace México mostrando su chamarra de Greenpeace
© Greenpeace

Todas y todos podemos actuar por el medio ambiente.

Fotos de voluntarios de Greenpeace México, junto en una gasolinera de BP sosteniendo un cartel que dice: Emergencia climática.
© Greenpeace

Hoy, Día internacional del Voluntariado, tienes la oportunidad de ser el cambio que quieres ver en el mundo. Sin importar tu edad , el lugar en el que te encuentres la actividad a la que te dediques, hoy, puedes ser parte de la plataforma de VOLUNTARIOS GREENPEACE con la que estarás estar cerca de personas que, como tú,  desean actuar por el medio ambiente.

Puedes ser parte de un grupo de personas activas que trabajan con la esperanza de lograr justicia social y lograr soluciones contundentes a los problemas más apremiantes de nuestro planeta como la crisis climática, el exceso de plásticos en nuestros océanos, el acceso al agua o el consumo desmedido que tiene un gran impacto en los ecosistemas y sus especies.

Tener corazón de voluntario, es luchar por algo más grande, es ser empático y vivir rodeado de personas que saben que pueden cambiar al mundo. ¡Muchas gracias y felicidades a todas las personas que actúan, dedican parte de su tiempo al cambio social, a construir un planeta más justo, saludable y pacífico!

Save the Arctic Ice Ride in Mexico. © Jesus Villaseca
Voluntariado

Ser voluntaria o voluntario de Greenpeace es formar parte de una comunidad que da voz al planeta.

Participa