Washington, DC, Estados Unidos, a 19 de febrero de 2019 – Un nuevo informe del Centro para el Derecho Ambiental Internacional (CIEL) examinó los impactos en la salud asociados con los plásticos en cada etapa de su cadena de suministro y ciclo de vida, y concluyó que existe una necesidad inmediata de tomar precauciones para proteger a la humanidad de la crisis de la contaminación plástica.

Desechos plásticos en el Océano Pacífico © Justin Hofman

Frasco con pequeños desechos plásticos encontrados en el Océano Pacífico por el equipo del Arctic Sunrise. © Justin Hofman

Entre los hallazgos clave del informe se incluyen:

  • Los plásticos representan distintos riesgos para la salud humana en cada etapa de su ciclo de vida. Éstos son producidos por las sustancias químicas nocivas liberadas durante la extracción y fabricación de materias primas, a la exposición a aditivos químicos durante su uso y a la contaminación del medio ambiente y de nuestros alimentos que puede provocar la entrada de plásticos del flujo de residuos.
  • Las partículas microplásticas, como los fragmentos y las fibras, pueden ingresar al cuerpo a través del contacto, la ingestión o la inhalación, y pueden contribuir a una amplia gama de impactos en la salud como consecuencia de su diminuto tamaño y capacidad para penetrar en los tejidos y las células, y como una consecuencia de las complejas cargas de productos químicos que pueden llevar.
  • Las incertidumbres y los huecos de conocimiento, incluyendo una extrema falta de transparencia, socavan la evaluación completa de los impactos en la salud y evitan que los consumidores, las comunidades y los reguladores tomen decisiones informadas.

En respuesta a los hallazgos del informe de CIEL, el Líder del Proyecto Global de Plásticos de Greenpeace, Graham Forbes, dijo:

«Los riesgos para la salud por la crisis de la contaminación plástica han sido ignorados por mucho tiempo y deben estar a la cabeza de todas las decisiones sobre el avance de los plásticos. Las corporaciones y los gobiernos están arriesgando nuestra salud para mantener el status quo y mantener su flujo de ganancias. No solo nuestros océanos y animales marinos sufren esta adicción a los plásticos, sino también todos nosotros. Si bien todavía hay mucho que aprender sobre todos los impactos de los plásticos en la salud humana, sabemos lo suficiente como para adoptar un principio de precaución y comenzar a eliminar estos plásticos desechables para siempre».

«La conveniencia económica de los plásticos simplemente no vale la pena por los numerosos riesgos que conlleva. Los plásticos están dañando y matando animales en todo el mundo, están contribuyendo al cambio climático y manteniéndonos dependientes de los combustibles fósiles que entran en el aire, el agua y en los suministros de alimentos, lo cual pone en grave peligro la salud humana a lo largo de su ciclo de vida. La solución es que las empresas reduzcan la producción de plásticos desechables de inmediato y que comiencen a cambiar hacia los sistemas de recarga y reutilización. Es hora de rechazar el consumo excesivo y las corporaciones que continúan vendiéndonoslo».

Para leer el informe completo, haga clic aquí: www.ciel.org/plasticandhealth
Para leer el comunicado de prensa de CIEL, haga clic aquí: https://www.ciel.org/news/plasticandhealth/