#ContaminaciónDelAire #Transporte

Exige transporte seguro y sin contaminación

Exijamos más y mejor transporte que nos ayude a mejorar el aire que respiramos en nuestras ciudades

Participa
  • Transporte público, una de las grandes apuestas para mejorar la calidad del aire

  • Son retomadas diversas propuestas del OCCA y la Coalición Cero Emisiones

 

 

A un mes de la contingencia ambiental que afectó a la Megalópolis (CDMX, Edomex, Querétaro, Hidalgo, Puebla, Morelos, Tlaxcala), la organización ambientalista Greenpeace reconoce avances importantes en el rezago que existía para atender la mala calidad del aire, sin embargo, también advierte pendientes en las medidas anunciadas por las autoridades.

“La contingencia ambiental que experimentamos a causa de las altas concentraciones de material particulado (PM2.5) obligó a las y los responsables de la política ambiental a reaccionar ante un problema ya innegable: los niveles de contaminación son muy altos, no se han resuelto con el Hoy No Circula y es necesario transformar el sistema de movilidad en las ciudades si realmente se quiere combatir el problema de raíz”, dijo Pablo Ramírez responsable de los temas de calidad del aire en Greenpeace México.

En ese sentido, es destacable que se haya incluido la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-016-CRE-2016 para que en la Megalópolis (integrada por 7 estados) se comercialice gasolina más limpia que antes solo estaba disponible en la CDMX y el EDOMEX, medida que debería hacerse permanente y no sólo estacional (de marzo a junio) como está planteada.

Varias medidas anunciadas por la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe)  fueron propuestas del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire (OCCA) y de la Coalición Cero Emisiones, iniciativas de las que Greenpeace es integrante, y aunque representan un gran avance hay vacíos importantes que requieren la coordinación y acciones conjuntas de los gobiernos de la Megalópolis a fin de enfrentar la crisis ambiental que vivimos.

A un mes de la contingencia esto es lo bueno, lo malo y lo feo que ha pasado y de las medidas anunciadas.

Lo bueno:

  • Habrá más transporte público de bajas emisiones (Tren ligero, Mexibus, Metrobus, trolebús) en CDMX y EDOMEX

  • Tendremos incentivos para compartir el auto

  • Trabajar a distancia, auto compartido y transporte de personal son algunas medidas que se podrán impulsar desde oficinas de gobierno y empresas para mejorar la movilidad.

  • Habrá un nuevo esquema de entrega de hologramas beneficiando a los autos menos contaminantes y verificación para el transporte de carga

  • La CDMX tendrá 600 kilómetros de ciclovías para el 2024

  • Se fortalecerán las acciones para erradicar incendios

  • Se incluyó el material particulado (PM2.5) en el Programa para Prevenir y Responder ante las Contingencias Ambientales Atmosféricas, que antes no se consideraba pese a ser uno de los contaminantes más dañinos para nuestra salud y uno de los contaminantes con mayor concentración en ciudades de la megalópolis como CDMX y Toluca.

  • Se creará una norma para regular los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), precursores de ozono.

Lo malo:

  • Querétaro, Hidalgo, Puebla, Morelos y Tlaxcala quedan fuera de estas medidas, pues solo aplican para la Zona Metropolitana del Valle de México (CDMX y 18 municipios del Estado de México).

  • Las motocicletas seguirán sin verificar

  • Sólo se contempla que el 50% del transporte concesionado utilice tecnología menos contaminante para 2024

  • No se contempla la actualización de los sistemas de monitoreo de la calidad del aire por lo que seguiremos sin saber qué se respira un muchas ciudades del país y de la megalópolis central.

  • Falta coordinación entre CDMX y EDOMEX para dar continuidad a la infraestructura de movilidad sustentable y no quede aislada.

  • La gasolina “menos contaminante” para la Megalópolis sólo podrá encontrarse de marzo a junio de cada año.

Lo feo:

  • Hay grandes iniciativas pero no se dice cómo se conseguirán.

  • Falta coordinación y acciones conjuntas entre todos los gobiernos de la megalópolis.

  • La contaminación del aire es un problema nacional que no está siendo atendido por todos los gobiernos

 

Es necesario concretar el cómo se aplicarán muchas de estas medidas y establecer los tiempos para su ejecución, de otra manera resulta una lista de buenas intenciones con pocas posibilidades de evaluar su contribución real al combate de la contaminación y el cambio climático.