Incendios en el Amazonas
Want to do more?
#Deforestación Protejamos el Amazonas

Greenpeace está exigiendo a las autoridades brasileñas que detengan la expansión de estas prácticas agroindustriales en la selva Amazónica.

Participa ×

Manaos, Brasil, 4 de septiembre de 2019 – A medida que los incendios continúan asolando el Amazonas, Greenpeace Internacional ha lanzado una campaña pidiendo a los gigantes de la comida rápida, Burger King, McDonald’s y KFC, a que rechacen los bienes relacionados con la destrucción ambiental en el Amazonas y en todo Brasil.

“El presidente Bolsonaro solo puede seguir su agenda anti-ambiental mientras las compañías estén dispuestas a aceptar los productos que alimentan la destrucción y exacerban el cambio climático. Las compañías de comida rápida que compran en Brasil no pueden continuar con sus negocios habituales, mientras que la selva tropical más grande del mundo se incendia para explotaciones ganaderas “, dijo Tica Minami, directora de campañas de Greenpeace Brasil.

De acuerdo con los más recientes datos publicados este 3 de septiembre por el Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil, INPE por sus siglas en portugués (Instituto Nacional de Pesquisas Espaciais) [1], cerca de 2,5 millones de hectáreas de tierra, incluida una nueva y significativa deforestación, se quemaron en la Amazonía brasileña durante agosto. El número de incendios en la Amazonía brasileña aumentó en un 111% desde el comienzo de la presidencia de Bolsonaro [2].

Las empresas de comida rápida son usuarios importantes de los productos que impulsan la deforestación en Brasil: carne de res y soja (utilizada en la alimentación animal)[3]. También contribuyen con una nueva demanda al comercializar agresivamente productos cárnicos en mercados emergentes y en todo el mundo [4]. McDonald’s, Burger King, KFC y otras compañías de comida rápida tienen políticas de deforestación cero, pero no cumplen con estos compromisos.

En otros sectores, VF Corporation, propietaria de Timberland y The North Face, anunció que suspenderá las compras de cuero de Brasil hasta que “los materiales utilizados en nuestros productos no contribuyan al daño ambiental en el país” [5]. Las firmas de inversión Nordea Asset Management,  Storebrand ASA y el fondo de pensiones KLP anunciaron actividades para monitorear o limitar las inversiones en Brasil [6].

“Esto es una crisis. No podemos proteger el clima sin la Amazonía. Las empresas no pueden darse el lujo de permanecer en silencio. Burger King, McDonald’s y KFC deben tomar una posición contra el aumento de la destrucción de los bosques bajo el mandato de Bolsonaro, por el bien de los pueblos indígenas de Brasil y de todos en el planeta “, dijo Minami.

Se espera que mañana,  personas de todo el mundo, se manifiesten por el Día del Amazonas, atendiendo el llamado de la asociación indígena más grande de Brasil, (APIB) [7]. También se espera que el Amazonas sea un tema destacado a medida que las personas salgan a las calles durante la Semana del Clima en la ciudad de Nueva York y las huelgas estudiantiles y generales del 20 y 27 de septiembre, respectivamente. Además de exigir la acción de los políticos y las empresas, Greenpeace apunta que las personas también pueden comer menos carne y productos lácteos como una forma de aliviar la presión a largo plazo sobre el Amazonas y otros ecosistemas amenazados.

 

Fin

Fotos:

https://media.greenpeace.org/collection/27MZIFJ84EUZR

Notas para los editores:

[1] La cifra exacta publicada en el sitio web del INPE es de 24.944 km2.

[2] Entre el 1 de enero y el 31 de agosto, en comparación con el mismo período de 2018 según los datos del INPE.

[3] Por ejemplo, McDonald’s es uno de los mayores compradores mundiales de carne de res, incluido el abastecimiento de Brasil. Se informa que McDonald’s en Europa compra pollo alimentado con soya importada, incluso de Brasil.

[4] Por ejemplo, McDonald’s planea duplicar su presencia en China al abrir 2,000 restaurantes nuevos para 2022. KFC, el primer gigante mundial de comida rápida en mudarse a India, ahora tiene 380 tiendas en el país; inicialmente planeó promover su menú vegetariano, pero abandonó estos planes para expandir las ventas de pollo.

[5] Reportado en Reuters. Mowi ASA, el mayor productor de salmón del mundo, también dijo que dejaría de comprarle a Brasil a menos que el país frene la deforestación de la Amazonía.

[6] Nordea Asset Management suspende las compras de bonos del gobierno brasileño. Storebrand ASA y el fondo de pensiones KLP están colaborando con las empresas para asegurarse de que no contribuyan al daño ambiental en la Amazonía brasileña.

[7] Sitio web de Amazon Day

 

Contacto:

Reykia Fick, Líder de Comunicaciones Globales – Bosques, Greenpeace Canadá, Ottawa + 1-819-918-0470 (EDT), [email protected]

Greenpeace International Press Desk, +31 (0) 20 718 2470 (disponible las 24 horas), [email protected]

Siga a @greenpeacepress en Twitter para conocer nuestros últimos comunicados de prensa internacionales.