Envases plásticos en la calle
Foto: Racedirectorshq.com
© Racedirectorshq.com

Es indiscutible: el running es uno de los deportes más populares hoy en día. Tal vez incluso vos que estás leyendo esto, corras habitualmente. Lo cierto es que la huella de residuos que estos eventos generan está en crecimiento y es el momento de pensar en soluciones reales y efectivas.

Running y residuos: el problema 

Vasos en la calle
Foto:
© Racedirectorshq.com

Una imagen vale más que mil palabras. Por eso, para que se entienda con claridad cuál es gran parte de la huella ambiental de las carreras de calle compartimos el reel de la influencer argentina Verde y Consciente

Esta es la reflexión de Manu tras su experiencia en la Media Maratón de Buenos Aires, que se corrió en agosto pasado:

En definitiva, así se ve la calle a la altura de los puestos de hidratación en una carrera promedio. Botellas plásticas con agua a medio tomar, vasos, sachets pequeños de geles, basura que termina en la vía pública sin pensarlo dos veces.

Por su puesto, el volumen de residuos varía dependiendo de la cantidad de corredores. Y si bien algunas empresas organizadoras ubican tachos donde dejar las botellas y vasos descartados, por lo general el nivel de recuperación continúa siendo bajo

Al problema del plástico descartado y del agua derrochada, podemos sumarle también las cáscaras de bananas, por ejemplo, que suelen comer los atletas para reponer energía.

Y claro, también los residuos previos y posteriores a la carrera, con las bolsas plásticas y los envases descartables que vienen en muchos de los kits de productos que se dan a cada participante.

El running como industria lleva  más de 10 años en expansión. Es tiempo que las empresas detrás de estos eventos busquen soluciones más allá del reciclaje. Así que acá compartimos algunas 🙂.

Running sustentable: reducir los residuos es posible 

A raíz del video de Verde y Consciente se generó un debate necesario tanto desde el mundo de la sustentabilidad como del running, al que queremos seguir dándole espacio.

Desde la mirada ambiental, Dafna Nudelman aportó desde la red social X (ex Twitter) un aporte clave:

En este sentido, Dafna encontró propuestas novedosas para reducir los residuos en las carreras
La primera es la de una empresa de Florida, Estados Unidos, que ofrece vasos plásticos reutilizables que se recolectan, se sanitizan profesionalmente y vuelven a usarse.

La creadora de esta idea es Kristina Smithe, quien en 2019 transformó la frustración que le generaba ver tanto desperdicio en los maratones en una opción sustentable. 

Notpla es una compañía de Reino Unido que es pionera en packaging comestible y que implementó un sachet con esta misma característica en el Maratón de Londres y muchas otras carreras. 

Otra forma de encarar las carreras es tener una mochila de hidratación. Es más común verlas en quienes participan de carrera a campo traviesa pero ¿por qué no popularizarlas en las de calle? Es una inversión duradera, siempre que se pueda hacerla.

El desafío está planteado. No es una cuestión de echar culpas ni de buscar excusas para seguir como hasta ahora, sin hacer nada para mejorar. Por el contrario, se trata de reconocer que donde haya una actividad humana, siempre hay formas de que nuestro impacto sea el menor posible.

Buscar soluciones a los residuos que genera el running es también una oportunidad de generar nuevos negocios que incluyan el cuidado del planeta como misión. Se trata de que las empresas también eduquen desde el ejemplo. 

El desafío está planteado. ¿Qué marca será la primera en tomar la posta? 🌎