Participá

Es devastador, es tristísimo. Antes ahí había vida, había un ecosistema. Ahora no hay nada. Es un desierto negro” Estas son las palabras de Aldana, voluntaria del grupo local de Greenpeace en Rosario al bajar del sobrevuelo que realizamos en la zona del Delta del Paraná.

Pudimos ver a ese gran sistema de humedales que abarca unos 19.300 km2. Pero ahí también los incendios afectaron alrededor de 200.000 hectáreas. Agosto fue el mes récord con 15.882 focos de incendios.  Y no se trata de ningún accidente. Los incendios se repiten todos los años, y se agravan por la sequía y el cambio climático. 

Los humedales se encuentran cada vez más amenazados por las quemas provocadas por la actividad humana para desarrollo inmobiliario y agropecuario. Y las imágenes que vimos nos aseguran la intencionalidad.

Aquellos incendios que tienen endicamientos alrededor muestran con mucha claridad la intencionalidad. Esos márgenes de los fuegos muestran el cambio de uso de suelo deliberado a través de la quema intencional para rebrote de pastizal: los canales abiertos a los lados del fuego son para el drenaje del agua del humedal. Posteriormente a los endicamientos siguen los terraplenes, con lo cual la naturaleza del humedal cambia.

Hay también fuegos en territorios dónde se habían extinto incendios anteriores y se hacen a los fines de ganar nuevos espacios ganaderos o de rebrotar áreas del humedal que ya habían sido sacrificadas para pastura.

Claramente las multas son insuficientes para desalentar incendios intencionales. Por eso, es fundamental que se catalogue como delito penal a la destrucción de humedales, y se obligue a los responsables a la restauración de los mismos.

Por todo esto exigimos al Congreso de la Nación la urgente sanción de una Ley de Humedales, que a su vez garantice un inventario nacional, una moratoria que prohíba las actividades sobre estos ecosistemas hasta que sea finalizado dicho inventario, la inclusión de la figura de delito penal y multas significativas a quienes atenten contra los humedales