Want to do more?
Involúcrate ×
En el Día de la Tierra, Greenpeace y la Fundación MarViva llegaron al Congreso con el reclamo: “Congresistas: No desechen la Ley de Plásticos”, y entregaron una carta a la Cámara de Representantes, firmada por varias organizaciones sociales, donde solicitan celeridad en el trámite legislativo de los proyectos de ley que tratan la prohibición en el territorio nacional de la fabricación, importación, exportación, comercialización y distribución de plásticos de un solo uso.

En el Día de la Tierra, Greenpeace y Fundación MarViva llegaron hasta el Congreso con el reclamo “Congresistas: No desechen la Ley de Plásticos”. En una carta dirigida a la Cámara de Representantes ambas organizaciones hicieron entrega de la comunicación donde organizaciones sociales solicitan la celeridad del trámite legislativo del Proyecto de Ley 010 de 2020 junto con el Proyecto de Ley 274 de 2020 sobre la prohibición en el territorio nacional de la fabricación, importación, exportación, comercialización y distribución de plásticos de un solo uso, y se establezcan medidas tendientes a la reducción de su producción y consumo, y se dictan otras disposiciones.

En el marco de un día como hoy, el tratamiento de esta ley en Colombia no debe dilatarse más. Los plásticos están invadiendo nuestras ciudades, contaminan mares, ríos, manglares y un sin fin más de ecosistemas, afectando directamente a la biodiversidad. Las cifras son alarmantes con respecto a los plásticos de un solo uso (en Colombia se generan 1.250.000 kilos de residuos plásticos al año, de los cuales el 56% corresponden a plásticos, empaques y plásticos de un solo uso y porcentaje del cual tan solo se recicla el 17%, según el DANE), no existe la cultura de reciclaje” declaró Silvia Gomez, directora de Greenpeace Colombia. 

Por su parte, Daniela Durán, Coordinadora de Incidencia Política de Fundación MarViva afirmó “Este proyecto de ley es una oportunidad única para Colombia en la lucha contra la contaminación plástica. El reciclaje ha probado ser una solución inefectiva en todo el mundo. Nos urgen medidas integrales que aborden la problemática desde un enfoque de ciclo de vida, que comience por reducir la cantidad de desechos plásticos generados. Este proyecto normativo fortalece la gestión de residuos sólidos, favorece la innovación y aumenta la responsabilidad extendida del productor. Todas estas medidas nos alinean con las directrices de Naciones Unidas, la tendencia global y contribuyen a los esfuerzos que más de ocho ciudades ya han adelantado en el país.”

Los envases de plástico a menudo se anuncian como un medio para evitar el desperdicio de alimentos, pero no proporcionan una solución integral. Por otro lado, la organización ambientalista Greenpeace recalcó que el 54% de los plásticos consumidos son para empaques de productos de alimentos y de aseo personal (1), cifra que sin duda creemos aumentó a partir de la pandemia por COVID19. “El abandono de los plásticos de un solo uso no solo coincide con repensar la forma en que consumimos los colombianos sino que va de la mano con nuestra campaña de reinventar las ciudades para mitigar la crisis climática, así como promover el consumo local responsable” señaló Gomez.

Son años de trabajo de organizaciones sociales que vienen presionando al gobierno nacional para que se regule la industria plástica y se disminuyan los empaques y la circulación de plásticos innecesarios. En el marco de la iniciativa colectiva “Congresistas no desechen la Ley de Plásticos” Greenpeace se une y respalda la carta que además firman MarViva, Planeta Consentido, Clínica Jurídica de Ambiente y Salud Pública de la Universidad de los Andes, Ocean Community Conservation y Fundación Natura. La pronta radicación y discusión de este proyecto de ley presenta una oportunidad para hacerle frente a esta problemática que requiere acción urgente y alinear a Colombia con los demás países de la región. 

Notas:

  1. https://www.acoplasticos.org/boletines/2019/pec_2019_2020/pec20.pdf. Tabla No. 9 Colombia: Principales Sectores Consumidores De Materias Plásticas, 2016-2018. Página 100