Want to do more?
#ConsumoResponsable Consume menos, consume mejor

Hoy tenemos la oportunidad de hacer frente a esta crisis y reinventar nuestro estilo de vida y el modelo actual de consumo masivo hacia uno…

Participa ×

Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), cada vez más abundantes en el mundo, son responsables en gran parte de la contaminación del suelo, agua y aire y del cambio climático en el planeta. Naciones Unidas calcula que para 2040, las emisiones de carbono provenientes de la producción y el uso de aparatos electrónicos representarán el 14% de las emisiones totales. Esto es la mitad del sector de transporte hoy en día. ¿Cómo podemos mitigar este daño? Te damos algunos tips. 

En 2019, el mundo generó 53,6 toneladas métricas (Mt) de residuos electrónicos, esto es una media de 7,3 kg per cápita. Según las previsiones, el volumen de residuos electrónicos alcanzará los 74,7 Mt de aquí a 2030, de acuerdo con el Observatorio Mundial de los Residuos Electrónicos 2020. Este aumento progresivo se debe principalmente al incremento de las tasas de consumo de aparatos electrónicos, los cortos ciclos de vida y las escasas opciones de reparación. Revirtamos este impacto haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿Realmente necesitas un celular nuevo?

La primera gran acción es evitar la generación de residuos electrónicos a partir de hacer un consumo responsable y extender el tiempo de vida de los aparatos electrónicos que ya tenemos. Antes de comprar una computadora o un celular nuevo (por señalar solo algunos ejemplos), es importante cuestionarse si realmente lo necesitas y si tu celular o computadora todavía son funcionales, esto para evitar dejarnos llevar por la moda o las estrategias que usan las grandes marcas, como la obsolescencia percibida, para hacernos comprar las nuevas versiones de sus productos aunque los nuestros todavía funcionen perfectamente.  Asimismo, antes de comprar algo nuevo establece criterios basados en calidad, tiempo de vida, uso y materiales de cada producto; no te guíes por la publicidad, marca, moda o novedad. Es mejor comprar productos de buena calidad que nos duren más tiempo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que México encabeza la lista de los mayores generadores de “basura electrónica”, ya que cada habitante genera 3.2 kilogramos en promedio anualmente. 

  • ¿Se puede reparar y reutilizar?

Si tus aparatos presentan alguna falla por el uso o requieren alguna actualización, pregunta a una persona experta si tiene compostura e intenta repararlo y actualizarlo. Actualmente ya existen algunos tutoriales en línea con algunos tips para hacer reparaciones básicas de electrónicos y hasta para simplemente cambiar el aspecto de nuestros aparatos. Aprender estos consejos podría, incluso, ser divertido y de utilidad. O bien llévalo a reparar directamente con el fabricante o apoya la economía local yendo a algún sitio de reparación en tu comunidad. 

Si tu equipo es funcional pero ya no cumple con tus necesidades, antes de desecharlo puedes buscar que sea reutilizado por alguien más, dónalo a alguna escuela, albergue, biblioteca pública o persona que pueda necesitarlo. 

  • ¿Se puede reciclar?

Otra alternativa es reciclar los aparatos electrónicos y algunas de sus partes y componentes. De las más de 1.1 millones toneladas de basura electrónica que se desechan al año en México, menos del 10% se logra reciclar, de acuerdo con la Oficina de Información Científica y Tecnológica para el Congreso de la Unión. 

Actualmente en las ciudades existen programas especiales de manejo de residuos electrónicos que se dedican a recuperar estos desechos para darles un tratamiento de reciclaje adecuado a través de procesos que no afecten el medio ambiente. En la Ciudad de México, por ejemplo, durante 2019 se llevó a cabo una jornada de acopio de residuos electrónicos llamada “Reciclatrón”. Infórmate en tu localidad acerca de estos programas. 

En México también existen muchas empresas certificadas que se dedican al acopio, recolección y reciclaje de residuos electrónicos con fines lucrativos. En estas empresas puedes intercambiar estos desechos por un poco de dinero, y ellas deben darle un tratamiento específico, como establece la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR).  Asimismo, puedes buscar qué programas tienen disponibles las marcas o empresas donde adquiriste tus aparatos, dado que éstas deben contar, al menos en la CDMX, con planes de manejo de bienes que aseguren la recuperación de los residuos generados por sus productos para su aprovechamiento. 

  • ¿Se pueden donar?

En algunas ciudades, los gobiernos locales también han implementado programas que favorecen las donaciones de aparatos electrónicos. Por ejemplo, en 2020, la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) inició la “1ra. Campaña de Donación de Celulares”, con el objetivo de recaudar dispositivos electrónicos que favorezcan la comunicación entre docentes, padres y madres de familia, durante el periodo de educación a distancia.

Vivimos en un mundo donde la cultura de comprar, usar y tirar nos ha llevado a un sobre consumo que explota desmedidamente los recursos naturales y a la gente, además de que acelera el cambio climático.

¡Exige opciones que no dañen al planeta! Súmate con una firma: